Definición de frívolo

Frívolo es aquello que insustancial o ligero. Este adjetivo, que proviene del latín frivŏlus, permite calificar a ciertos espectáculos, publicaciones, textos y canciones, donde predomina lo sensual y la forma en lugar del contenido. También se califica como frívolas a las personas que adoptan conductas ligeras y superficiales.

Frívolo

La frivolidad suele ser asociada a la estupidez o a una forma de inconciencia. La persona que es frívola no se compromete con la realidad y se limita a quedarse con lo banal. Sin embargo, la frivolidad es una parte inherente y, para muchos, necesaria de la conducta humana.

Hay quienes aseguran que se necesita un tiempo y un espacio para la frivolidad y la falta de compromiso. En estos casos, lo frívolo se asocia a la diversión y a la juerga, y supone una especie de descanso de los problemas cotidianos. Por supuesto, el exceso de frivolidad implica una desatención de la realidad y representa un problema, ya sea personal (no atender las propias cuestiones) o social (falta de solidaridad con los problemas del prójimo).

De la misma manera, también nos encontramos con el hecho de que dentro del sector de los medios de comunicación se hace uso del término “frívolo” para referirse a determinado tipo de publicaciones. En este caso, lo más frecuente es utilizar aquel para calificar a lo que son las revistas del corazón, es decir, aquellas publicaciones que abordan cuestiones relativas a las vidas privadas de los personajes famosos de la sociedad ya sean cantantes, actores o modelos.

Entre los personajes ficticios más importantes dentro del mundo de la cultura que han sido calificados también con ese adjetivo se encuentra, por ejemplo, Dorian Gray. Este es el protagonista de la novela que Óscar Wilde escribió en el año 1890 con el título “El retrato de Dorian Gray”. Aquel se nos presenta como un joven atractivo cuya única preocupación en la vida es su aspecto físico y también el disfrutar de todo tipo de placeres, fundamentalmente de tipo sexual, sin tener en cuenta si los mismos están bien vistos por la sociedad o no.

Precisamente es interesante resaltar además que dentro de la historia de la televisión en España existió un programa llamado “Historia de la frivolidad”. El gran director y creativo Narciso Ibáñez Serrador fue quien se encargó de crear este espacio donde mediante el humor se contaban al espectador algunos de los hechos o situaciones históricas donde el erotismo o el ser frívolo han estado presentes: la vida de Adán y Eva, el descubrimiento de América o la figura de la bíblica Salomé.

La frivolidad también aparece vinculada con una forma cultural. Los productos y servicios de lujo, por ejemplo, suelen tener un valor extra ya que la persona que los adquiere desea exhibirlos en una actitud frívola. No importa sólo tener un reloj de oro, sino que el comprador desea exhibirlo y que todos se enteren de la adquisición.

La frivolidad, por lo tanto, también es un modo de vida impulsado por intereses comerciales y, en ocasiones, políticos (es preferible que la sociedad se quede en lo superficial y no se comprometa con un cambio).

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2009. Actualizado: 2013.
Definicion.de: Definición de frívolo (http://definicion.de/frivolo/)