Definición de gravedad

Del latín gravĭtas, la gravedad es una fuerza física que la Tierra ejerce sobre todos los cuerpos hacia su centro. También se trata de la fuerza de atracción de los cuerpos en razón de su masa.

Gravedad

La gravedad está vinculada al peso, que es la fuerza de gravedad que ejerce la masa del planeta sobre todos los objetos que se encuentran dentro de su campo de gravedad. El peso del mismo cuerpo puede variar en distintos planetas si la masa de éstos es diferente a la masa de la Tierra.

El físico, matemático, filósofo e inventor inglés Sir Isaac Newton fue quien propuso la ley de gravitación universal o teoría de la gravedad. Newton afirmó que todo objeto que posee masa ejerce una atracción gravitatoria sobre cualquier otro objeto con masa, más allá de la distancia existente entre ambos. A mayor masa, mayor fuerza de atracción; por otra parte, a mayor cercanía entre los objetos, mayor fuerza de atracción.

No obstante, no hay que olvidar tampoco el hecho de que a lo largo de la historia han existido otros científicos e investigadores que también han dejado su impronta sobre el término de la gravedad. Este sería el caso, por ejemplo, del físico alemán Albert Einstein que es conocido precisamente por su teoría de la relatividad general.

En el año 1915 fue cuando presentó dicha teoría a la comunidad científica que básicamente podríamos decir que es una reformulación del término gravedad. En concreto con aquella lo que hizo fue establecer que la gravedad, más que una fuerza de atracción, es una muestra de la distorsión de lo que es la geometría espacio-tiempo. Una distorsión que claramente está influencia por el conjunto de objetos que forman parte de la misma.

En otro sentido, la noción de gravedad está relacionada a la compostura y la circunspección. Por ejemplo: “Solemne, el portavoz del gobierno anunció con gravedad la muerte del primer ministro”, “No me gustan las cenas donde todos actúan con gravedad y sin espontaneidad”.

El término también hace referencia a la grandeza, importancia o enormidad de alguna cuestión: “La gravedad de la epidemia quedó manifiesta con la muerte de veinte personas en el área metropolitana de la ciudad”, “El policía fue herido de gravedad tras recibir cuatro impactos de bala en su cuerpo”.

En este último caso tenemos que decir que existen varios tipos concretos de gravedad. De esta manera, en el ámbito de la Medicina, podemos establecer que existen los siguientes niveles:

Leve. En este caso los síntomas que tiene el paciente le producen una alteración mínima en lo que es su actividad laboral o social.

Moderada. Los síntomas de la persona en cuestión se encuentran a medio camino entre los leves y los graves.

Grave. La enfermedad o patología que sufre alguien daña de manera notable lo que son las anteriores actividades citadas.

Remisión parcial. Con este término lo que viene a expresarse es que de los síntomas que tenía el paciente sólo mantiene algunos.

Remisión total. En este caso el paciente ha visto como todos los síntomas de su trastorno han desaparecido pero eso no impide que sea necesario seguir manteniendo revisiones para tenerlo controlado.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2009. Actualizado: 2009.
Definicion.de: Definición de gravedad (http://definicion.de/gravedad/)