Definición de largo plazo

El adjetivo largo, con origen en el vocablo latino largus, puede usarse en un sentido físico (para nombrar a aquello que tiene mucha longitud o cuya longitud supera a la anchura) o simbólico (para señalar que algo es dilatado, extenso o continuado).

Largo plazo

Plazo, del latín placĭtum (“convenido”), es un tiempo o término señalado para algo. El concepto también se utiliza para nombrar al vencimiento de dicho término.

La noción de largo plazo, por lo tanto, está vinculada a la idea de un período de tiempo relativamente extenso. Puede tratarse de algo que desarrolla, se concreta o finaliza mucho tiempo después de su creación o surgimiento.

Hay que señalar el hecho de que siempre se suele poner el término que nos ocupa en contraposición a otros dos: corto plazo y medio plazo. Así, este primero de los dos hace referencia a un breve periodo de tiempo, el segundo a un periodo algo mayor y el que abordamos en esta definición es el periodo que se extiende más.

Dentro de distintos ámbitos se recurre a usar estos tres términos. Este sería el caso del sector de la microeconomía donde se hace esta fácil clasificación:
• Corto plazo, el que se refiere a meses o a, como máximo, un año.
• Medio plazo, el que se establece entre 2 y 10 años.
• Largo plazo, el que supera los 10 años.

Por ejemplo: “Se trata de una inversión a largo plazo, que recién dará sus frutos en la próxima década”, “Si le enseñas a un niño a ahorrar, estarás favoreciendo el desarrollo de su capacidad de pensar a largo plazo”, “Estos problemas sólo podrán ser solucionados en el largo plazo: no existen las soluciones mágicas e inmediatas”.

Tomemos el caso de un equipo de fútbol que ficha a un jugador de 15 años de edad. Dicha contratación es pensada a largo plazo, ya que se espera que el niño siga creciendo y desarrollándose antes de sumarse al plantel profesional. Es probable que el jugador debute en la primera división a los 20 o 21 años, es decir, más de cinco años después de su contratación.

Una empresa que decide empezar a fabricar un nuevo producto, por su parte, invierte millones de dólares en maquinaria. Teniendo en cuenta el monto desembolsado y el tiempo que llevará recuperar la inversión, puede decirse que es un proyecto rentable a largo plazo.

Además de todo lo expuesto tendríamos que señalar la existencia de lo que se conoce como memoria a largo plazo. Memoria inactiva o secundaria es como también se denomina a aquella, que es un tipo de memoria que se caracteriza por el hecho de que es capaz de almacenar recuerdos durante décadas.

Asimismo hay que subrayar que ella se clasifica en dos grandes grupos:
• Memoria procedimental, que se codifica en lo que es el cerebelo y que es la que da la oportunidad de llevar a cabo determinados movimientos o la utilización de objetos. Un claro ejemplo de ella sería montar en bicicleta.
• Memoria declarativa. De esta podemos destacar que es la que viene a estar conformada por todo ese conjunto de recuerdos que, de manera consciente, se encuentran disponibles.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2011. Actualizado: 2014.
Definicion.de: Definición de largo plazo (http://definicion.de/largo-plazo/)