Definición de plazo

La noción de plazo, que proviene del vocablo latino placĭtum, hace referencia al lapso que se estipula para algo. Se trata de un tiempo que se prevé o se establece para un cierto fin.

Por ejemplo: “El gobierno estima que las obras estarán concluidas en un plazo de unos seis meses”, “Tengo plazo hasta el próximo viernes para pagar la cuota del préstamo”, “El dueño de la empresa me hizo una propuesta para que la analice y me dijo que no tengo plazo para responder”.

Supongamos que una familia contrata a un arquitecto para la construcción de una vivienda. El profesional, al analizar el proyecto, se compromete a finalizar el trabajo en un plazo de un año. Esto quiere decir que, de acuerdo a lo previsto, el grupo familiar debería contar con la casa terminada en doce meses.

Tomemos el caso del pago del servicio de televisión por cable. Una determinada empresa establece entre sus condiciones que los clientes deben abonar sus facturas en los primeros diez días de cada mes. De esta forma, los abonados están obligados a desembolsar el dinero correspondiente dentro de ese plazo o, de lo contrario, quedan en falta con la compañía y tienen que pagar un recargo.

En el terreno del deporte profesional, es habitual que las entidades que organizan las competencias establezcan plazos para la concreción de ciertas acciones. Una liga de fútbol, por mencionar un caso, puede decretar que el plazo para la contratación de jugadores culmina el 15 de marzo.

Por último, un depósito a plazo fijo, conocido coloquialmente como plazo fijo, es aquel que no permite retirar los fondos hasta una determinada fecha. Se trata de una inversión ya que las entidades bancarias pagan intereses por la inmovilización de esos recursos.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2019.
Definicion.de: Definición de plazo (https://definicion.de/plazo/)

Buscar otra definición