Definición de oxígeno

El oxígeno es el elemento químico de número atómico 8 que constituye cerca de la quinta parte del aire atmosférico terrestre en su forma molecular O2. En esta forma molecular que está compuesta por dos átomos de este elemento, el oxígeno es un gas.

Oxígeno

El oxígeno es un elemento clave de la química orgánica, al forma parte del agua (H2O)strong>, de los óxidos, de los seres vivos y de casi todos los ácidos y sustancias orgánicas. Se trata de un gas incoloro, inodoro e insípido, que es muy reactivo y que resulta esencial para la respiración.

Tanto en la Medicina como en la Industria o en la Ciencia el oxígeno se convierte en un elemento fundamental e indispensable para el desarrollo de las mismas. Así, por ejemplo, en el primer ámbito citado el elemento químico que nos ocupa es utilizado para mejorar la salud y el estado de pacientes que necesiten el mismo porque están sufriendo determinadas patologías o enfermedades.

De esta manera, por ejemplo, en los centros médicos se utilizan los suplementos de oxígeno para poder aliviar o tratar a personas que se encuentran padeciendo tanto neumonías como enfisemas o incluso diversos tipos de insuficiencias cardíacas.

En el caso de la industria, como hemos mencionado anteriormente, también se hace uso del elemento químico que nos ocupa. De manera más concreta, uno de las utilizaciones más generalizadas del mismo es en el ámbito de la fundición del hierro para poder obtener acero. No obstante, también se emplea para poder obtener productos textiles como el poliéster o incluso anticongelantes.

El descubrimiento del oxígeno se produjo entre 1772 y 1773 por parte del químico sueco, de origen alemán, Karl Wilhelm Scheele (1742-1786). Por esa misma época, el británico Joseph Priestley (1733-1804) también descubrió el oxígeno de manera independiente, mientras que el francés Antoine Lavoisier (1743-1794) fue el primero en publicar un estudio sobre este elemento químico, en 1777.

El O2 se genera a partir del proceso de fotosíntesis de las plantas y es utilizado por los animales y los seres humanos en la respiración. El oxígeno puede encontrarse en forma líquida en los laboratorios y en forma sólida a partir de temperaturas menores a los -219º.

La disminución anormal de la presión parcial de oxígeno en la sangre se conoce como hipoxemia. La hipoxia, por su parte, es la disminución de la difusión de oxígeno en los tejidos. En cuanto a la anoxia, se trata de la falta casi total o absoluta de oxígeno. La anoxia puede llevar a la muerte del organismo.

Además de todo lo expuesto tampoco podemos pasar por alto la existencia en nuestro lenguaje coloquial de algunas expresiones que hacen uso del término oxígeno que estamos ahora analizando. Este sería el caso de la expresión “balón de oxígeno”, con la que lo que intentamos es expresar que una persona en un momento complicado o muy comprometido de su vida ha encontrado o bien un alivio o bien un elemento que le permite “respirar” y salir un poco de la situación en la que se halla inmersa.

  • Compartir