Definición de pareja

Una pareja es un conjunto de personas, animales o cosas que mantienen entre sí algún tipo de relación o semejanza. El término también se utiliza para nombrar a cada uno de los integrantes de una pareja en relación con la otra; esto se puede apreciar, por ejemplo, cuando alguien habla de su novio o de su prometido refiriéndose a él como “mi pareja”, y lo mismo puede ocurrir al hablar de otras especies o, incluso, de objetos (por ejemplo, cuando éstos se fabrican en pares).

Pareja

El término suele ser asociado a la relación sentimental que existe entre dos personas. Un noviazgo o el matrimonio suponen la existencia de una pareja. La negación arraigada en muchas naciones lleva a la gente a pensar que las parejas heterosexuales son más comunes que las homosexuales, aunque esa declaración carezca de validez a menos que se la contraste con el resultado de un censo de todas las uniones sentimentales de una región determinada.

De todos modos, poco a poco el mundo abre los ojos y comienza a dejar sus prejuicios atrás, como demuestran las medidas a favor de la diversidad sexual que toman los gobiernos de diferentes países. Estamos lejos aún, como especie, de vivir y dejar vivir en paz, de no atacar a quienes piensan o actúan de manera diversa a nosotros, pero los pequeños cambios que han tenido lugar en los últimos años demuestran que la perseverancia es realmente la clave del éxito.

ParejaCabe destacar que la pareja hace referencia al vínculo amoroso y no al estatus jurídico de la relación: hay parejas circunstanciales, otras que mantienen un noviazgo, algunas llegan al matrimonio, etc. La evolución social que se ha visto en el mundo en las últimas décadas ha impactado especialmente en los lazos sentimentales; en parte, esto puede deberse al mayor número de oportunidades de las que gozamos hoy con respecto a tres o cuatro generaciones atrás, tanto en el plano profesional como en el intelectual y cultural, ya que requieren de más tiempo libre para ser aprovechadas.

¿Somos acaso más egoístas que nuestros bisabuelos? Esta pregunta solamente tiene sentido si consideramos que buscar la satisfacción a través del enriquecimiento personal en lugar de entregarnos en cuerpo y alma a la manutención de una familia es sinónimo de egoísmo. Los seres humanos somos sociales, disfrutamos del intercambio cultural, de la cercanía con otros individuos de nuestra especie; pero esta unión debe ser espontánea y voluntaria, para que no se vuelva en nuestra contra.

Siempre han existido personas que desafiaron los mandatos de la sociedad y buscaron su propio camino, sin hacer caso de los preconceptos y de las imposiciones, siendo el matrimonio y la reproducción dos de los más fuertemente arraigados en la mayoría de las culturas a nivel mundial. En la actualidad gozamos de un acceso sin precedentes a la información, a una velocidad que roza la inmediatez, y esto puede representar una gran ayuda para muchos de los que todavía no se han decidido a dar el primer paso hacia su libertad.

En algunos países, la vida en pareja es una obligación, el destino asegurado de sus habitantes. Es probable que muchas de esas personas jamás se detengan a considerar otras posibilidades, y es ahí donde la evolución de los medios de comunicación puede resultar muy útil, siempre y cuando la verdad no sea interceptada por las manos de la censura.

Cuando dos personas bailan juntas, sea en una competencia o por mero placer, se habla de parejas de baile. Como adjetivo, por otra parte, el término pareja (o parejo) hace referencia a algo igual o semejante, o a aquello que es liso y llano: “Voy a alisar la pared para que quede pareja”, “Necesito que las copas estén parejas; se trata de un cena de gala”.

  • Compartir