Definición de transmisión

Transmisión es un término que procede del latín transmissio y que refiere a la acción y efecto de transmitir. Este verbo, por su parte, está vinculado a transferir, trasladar, difundir, comunicar o conducir, según el contexto.

Transmisión

La transmisión mecánica es el mecanismo que se encarga de transmitir potencia entre dos o más elementos de una máquina, y esto suele llevarse a cabo mediante elementos rotantes, como engranajes con correas o cadenas.

Al cambiar la velocidad de rotación de un eje de entrada, la transmisión genera una velocidad de salida diferente. Un ejemplo del uso de transmisión aparece en el caso de los automóviles.

Se conoce como transmisión de calor al paso de la energía térmica de un cuerpo de mayor temperatura a otro de menor temperatura. Dicha transferencia se produce de manera tal que ambos cuerpos (o el cuerpo y su entorno) alcancen el equilibrio térmico.

La transmisión de datos, por otra parte, es el intercambio o el envío de información en formato analógico o digital. Se dice que la televisión y la radio transmiten sus programas, ya que éstos llegan al público a través de antenas, cables y otros dispositivos. Por ejemplo: “La transmisión de Canal 12 se cortó justo cuando empezaba el discurso del presidente”, “No me gusta la transmisión del partido: la cámara está muy lejos de la acción”, “Gracias a los esfuerzos de nuestros anunciantes, la transmisión llega en vivo y en directo a todos los rincones del país”, “El recital no gozará de transmisión televisiva, sino que podrá escucharse por la radio o Internet.

Enfermedades de transmisión sexual

TransmisiónSe conoce con el nombre de enfermedad de transmisión sexual (ETS) a toda infección que se adquiera a través de mantener relaciones sexuales con una persona que la posea previamente, y sus causas pueden ser parásitos, virus o bacterias.

Gran parte de estas enfermedades son tan comunes en hombres como en mujeres, aunque muy a menudo las complicaciones que de ellas se derivan suelen afectar especialmente a las mujeres. En el caso de un embarazo, además, el bebé también puede sufrir las consecuencias.

Las ETS causadas por parásitos o bacterias pueden ser tratadas con ciertos medicamentos, tales como antibióticos; por otro lado, las que tienen origen viral no tienen cura, aunque algunos fármacos ayudan a mantenerlas bajo control. Para prevenir el contagio de una enfermedad de transmisión sexual, se aconseja el uso de preservativos de látex; sin embargo, esta precaución no es infalible.

Entre las ETS más comunes se encuentran las siguientes:

* clamidia: la causa una bacteria y se contagia durante cualquier tipo de práctica sexual. Afecta a hombres y mujeres por igual. Lo normal es que no se presenten síntomas, pero puede provocar un cierto ardor al orinar, o bien una secreción extraña por el pene o la vagina;

* herpes genital: la causa el virus del herpes simple y se contagia a través de la penetración y del sexo oral. Suele causar llagas en la zona genital o rectal, en los muslos y las nalgas. Cabe mencionar que la presencia de dichas llagas no es necesaria para que se produzca el contagio. Las mujeres pueden infectar a sus hijos en el momento del parto;

* sida: sigla que representa el síndrome de inmunodeficiencia adquirida, la fase más avanzada de la infección causada por el virus de inmunodeficiencia humana (VIH). Se puede contraer a través de relaciones sexuales con alguien infectado, y los bebés pueden contagiarse de sus madres en el vientre o durante el parto;

* VPH: sigla de virus del papiloma humano, los cuales pueden producir verrugas y se presentan en más de un centenar de formas. Gran parte de estos virus son inofensivos, aunque un tercio se asocian a un aumento en las probabilidades de contraer cáncer.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2011. Actualizado: 2014.
Definicion.de: Definición de transmisión (http://definicion.de/transmision/)