Definición de contexto

Contexto es un término que deriva del vocablo latino contextus y que se refiere a todo aquello que rodea, ya sea física o simbólicamente, a un acontecimiento. A partir del contexto, por lo tanto, se puede interpretar o entender un hecho.

Contexto

Este entorno supone que el contexto puede ser material (“El delincuente sacó provecho del entorno natural para esconderse detrás de los árboles”) o simbólico (el entorno social, el entorno económico u otro).

El contexto está formado por una serie de circunstancias (como el tiempo y el espacio físico) que facilitan el entendimiento de un mensaje. Por ejemplo: un portal que publica un título como “Carlos descansó” no brinda los datos necesarios para que el lector logre decodificar el mensaje. En cambio, el titular “Tras jugar cuatro partidos en dos días, el tenista Carlos López descansó y no se presentó a entrenar en el comienzo de la preparación para la Copa Davis” puede ser interpretado sin problemas ya que presenta información relevante sobre el contexto.

El contexto lingüístico, por otra parte, hace referencia a aquellos factores que están relacionados con la etapa de generación de un enunciado y que inciden en su significado e interpretación. Esto supone que un mensaje depende de la sintaxis, de la gramática y del léxico, pero también del contexto.

Se denomina contexto extralingüístico al lugar, los posibles interlocutores, la clase de registro y el momento en que un acto lingüístico se concreta. Estas circunstancias tienen incidencia sobre la comprensión de la situación lingüística.

El contexto es tan importante en la comunicación que debería ser lo primero a analizar a la hora de leer un libro, mirar una película, escuchar una canción o simplemente hablar con otra persona. Partiendo desde las diferencias culturales y llegando a las variaciones presentes en un mismo lenguaje, dentro de un mismo país, es evidente que aquello que para unos es correcto, para otros puede no serlo. Por ejemplo, en algunas culturas es de buena educación comer usando las manos en lugar de cubiertos, mientras que en otras esa actitud puede ser tomada como repugnante y falta de civilización.

Con el idioma sucede lo mismo; entre amigos de una franja etaria, es común que se utilicen códigos que no resultarían apropiados en otro entorno. Esto se ve mucho entre adolescentes, ya que su forma de hablar tiende a ser atolondrada y a estar colmada de modismos, de manera que si una persona anciana oye una conversación de este tipo probablemente no entienda casi nada. Lamentablemente, no siempre las diferencias contextuales son razonables, ya que a veces surgen de una falta de compromiso con la lengua y no debido a una serie espontánea de modificaciones.

En la música, por otro lado, se pueden advertir diferencias contextuales tanto en el aspecto musical como en el textual. Por ejemplo, en el canto popular es muy común que no exista una formación técnica muy sólida, y en la mayoría de los casos los artistas no cuentan con más que su instrumento en bruto. Por lo tanto, si contrastamos esto a una vida dedicada al estudio vocal, que es lo normal en la ópera y la música de cámara, seguramente encontraremos un nivel de afinación despreciable en un contexto y absolutamente impensable en el otro. En cuanto a las letras de las canciones, un rap contiene un lenguaje que puede parecer vulgar, pero es correcto en ese tipo de composiciones, donde probablemente no tendría sentido una poesía de Neruda.

Para la informática, el contexto representa la información necesaria para interrumpir una tarea en un determinado punto y poder retomarla cuando se desee. Estos datos varían según el tipo de hardware y de aplicación; además, dos personas pueden encontrar caminos muy diferentes para conseguir el mismo resultado, probablemente con distintos grados de eficiencia, por lo que también se debe considerar la lógica que se utilice a la hora de decidir las características de un contexto en particular. Un ejemplo común es la función presente en los sistemas operativos para ponerlos a dormir, que nos permite congelar el ordenador para que a la hora de continuar trabajando nos encontremos con todo tal y como lo dejamos.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2009. Actualizado: 2012.
Definicion.de: Definición de contexto (https://definicion.de/contexto/)