Definición de ultraísmo

Para poder conocer el significado del término ultraísmo, lo primero que vamos a hacer es determinar su origen etimológico. En este sentido, podemos disponer que deriva del latín, ya que es fruto de la suma del prefijo “ultra”, que es equivalente a “más allá”, y del sufijo “-ismo”, que puede traducirse como “doctrina” o “movimiento”.

Ultraísmo

Ultraísmo es el nombre de una corriente de la literatura que surgió en el territorio español en 1918 en oposición al modernismo. El movimiento reunió a escritores españoles y latinoamericanos que compartían criterios de la estética y que apostaban por un cambio de las técnicas y filosofías dominantes.

El ultraísmo comenzó a desarrollarse en tertulias que se realizaban en un café madrileño bajo la dirección de Rafael Cansinos Assens. Autores como Juan Larrea, Pedro Garfias, Lucía Sánchez Saornil y Gerardo Diego se hicieron habitúes de dichas tertulias y protagonistas del grupo. En América Latina, el argentino Jorge Luis Borges fue uno de los principales exponentes del ultraísmo.

Revistas como “Horizonte”, “Ultra”, “Reflector” y “Alfar”, de esta manera, se transformaron en espacios para la difusión de las obras ultraístas. La utilización de metáforas, el uso de neologismos y de términos técnicos, la omisión de los adjetivos superfluos y la indiferencia hacia la rima son algunas de las principales características de estos trabajos.

Además de todo lo expuesto, tenemos que subrayar otra serie de datos relevantes acerca de esta corriente o movimiento literario, tales como estos:
-Se considera que la poesía ultraísta se caracteriza por ser hermética, por estar alejada de la objetividad y por centrarse en la subjetividad del artista en cuestión.
-Tenía muchos aspectos y características coincidentes con el futurismo.
-Aunque, como hemos mencionado, Borges estuvo y está considerado un fiel ejemplo del ultraísmo, hay que saber que hubo un momento en el que se le llegó a calificar como desertor del mismo. En concreto, eso fue algo que sucedió cuando llevó a cabo la publicación de la obra “Fervor de Buenos Aires”, ya que este trabajo venía a ser un compendio de recuerdos, añoranzas y emociones que le despertaban la mencionada ciudad argentina.

Todos los principios del ultraísmo fueron recogidos en un manifiesto publicado por primera vez a comienzos de 1919. Dicho texto fue suscrito por varios autores que formaban parte del grupo, como el mencionado Garfias y Pedro Iglesias Caballero.

Por supuesto, no hay que pasar por alto a otros escritores que también están considerados perfectos ejemplos del ultraísmo. Nos estamos refiriendo en concreto a Guillermo de la Torre, que está considerado el padre del término que daba nombre a esta corriente o movimiento literario. Entre sus trabajos más relevantes están “Manifiesto vertical” (1920) o “El espejo y el camino” (1968).

Trazando comparaciones con otros movimientos, el ultraísmo resultaba contrario al modernismo ya que los ultraístas rechazaban las ornamentaciones y las pompas. En cambio, el movimiento era cercano al creacionismo y a aquellos grupos vanguardistas que eran distantes del sentimentalismo. El creacionista Vicente Huidobro, por ejemplo, participó de muchas tertulias del ultraísmo.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2015. Actualizado: 2016.
Definicion.de: Definición de ultraísmo (http://definicion.de/ultraismo/)