Definición de adversidad

Lo primero que vamos a hacer, antes de establecer el significado del término adversidad, es dejar constancia de su origen etimológico. En este sentido, tendríamos que decir que procede del latín, en concreto de la palabra “adversitas”, que se encuentra conformada por las siguientes partes:
• El prefijo “ad-“, que significa “hacia”.
• El vocablo “versus”, que puede traducirse como “dado la vuelta”.
• El sufijo “-dad”, que se usa para indicar “cualidad”.

Adversidad

Adversidad es la cualidad de adverso. Este término (adverso) refiere a algo o alguien que resulta desfavorable, contrario o enemigo. La adversidad, por lo tanto, es una situación adversa o difícil de sobrellevar.

Por ejemplo: “Debemos luchar ante cada adversidad que nos interpone el destino si queremos cumplir con nuestros sueños”, “El escritor no soportó la adversidad y se suicidó con un certero disparo en el corazón”, “Este hombre es un ejemplo de superación ya que venció la adversidad con esfuerzo y optimismo”.

Existen diversas maneras de comprender la noción de adversidad. Puede considerarse como un infortunio o una situación desgraciada. Siempre que existe una adversidad se requiere de temple y fortaleza para superarla.

Hay que destacar que el término que nos ocupa se convierte en parte fundamental de la liturgia de celebración de cualquier matrimonio por la vía religiosa, concretamente dentro del catolicismo. Así, dentro de la fase del consentimiento, se viene a establecer que los contrayentes deben establecer su conformidad de convertirse en marido y mujer.

En concreto, se les exige a aquellos que, una vez unidos de la mano, repitan unas frases entre las que se encuentra una que reza así: “y prometo serte fiel en la prosperidad y en la adversidad, en la salud y en la enfermedad, y así amarte y respetarte todos los días de mi vida”.

Una persona que sufre el incendio de su vivienda y que pierde todos sus bienes materiales debe enfrentar esta adversidad. Para salir adelante, debe superar el mal momento, dejar de lado las lamentaciones y centrarse en reconstruir su vida. En un tiempo, cuando esté instalado en una nueva casa y, poco a poco, vaya juntando nuevas pertenencias, podrá decirse que ha superado la adversidad.

Otro caso de adversidad puede darse en un jugador de fútbol que sufre una grave lesión, como la rotura de ligamentos cruzados. Este deportista tendrá que someterse a una intervención quirúrgica en primer lugar y después deberá realizar fisioterapia para recuperar su condición atlética. Varios meses después estará en condiciones de volver a entrenar con normalidad y reintegrarse a su equipo, con lo que habrá dejado atrás la adversidad de la lesión.

Además de todo lo expuesto, tendríamos que señalar la existencia de una película que precisamente se titula “Adversidad”. Se trata de una producción española del año 1944, dirigida por Miguel Iglesias y protagonizada por actores de la talla de Leonor Fábregas, Emilia Baró, Gema Lombart o José María Lado.

En aquella se cuenta la historia de una mujer que está casada y que es muy infeliz en su matrimonio. Además se encuentra en el punto de mira de un terrateniente.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2011. Actualizado: 2014.
Definicion.de: Definición de adversidad (https://definicion.de/adversidad/)