Definición de calamidad

La palabra calamidad procede de la lengua latina: calamĭtas. El concepto se emplea para hacer referencia a un desastre o una catástrofe que afecta a una gran cantidad de individuos.

Calamidad

Por ejemplo: “El terremoto del año pasado fue una calamidad: hubo centenares de fallecidos y muchas familias perdieron sus casas”, “Si la empresa cierra sus puertas será una calamidad para todo el pueblo”, “¡No tenemos electricidad desde hace cinco días! ¡Es una calamidad!”.

La idea de calamidad suele vincularse a un suceso trágico o muy negativo. Supongamos que un tsunami arrasa con una isla, dejando muchos heridos y muertos y destruyendo la infraestructura local. Puede decirse que este fenómeno natural es una calamidad, o que provocó una calamidad en la población insular.

En ocasiones se emplea el término calamidad para mencionar una situación que provoca un cierto dolor, angustia o incomodidad, sin llegar a constituirse como una tragedia. Si el Club Atlético San Vicente pierde 8 a 0 con el Deportivo La Carolina, los futbolistas y los simpatizantes del equipo perdedor pueden considerar que el resultado es una calamidad. Este malestar, de todos modos, no puede compararse con el sufrimiento que atraviesan las víctimas de una verdadera tragedia.

Calamidad, por último, puede referirse a un sujeto que es torpe, inepto o fastidioso: “¡Eres una calamidad! Otra vez te has olvidado de asistir a la reunión con los directivos”, “Este camarero es una calamidad, confundió todos los platos y los trajo fríos”, “Hoy estoy hecho una calamidad, mejor me voy a dormir la siesta”.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2016.
Definicion.de: Definición de calamidad (https://definicion.de/calamidad/)
Top