Definición de altruismo

En el francés es donde podemos encontrar el origen etimológico del término altruismo que nos ocupa. En concreto, se puede determinar que emana de la palabra “altruisme”, que significa “filantropía” y que, a su vez, procede del latín “alter”, que podía traducirse como “el otro”.

Altruismo

Es más, se considera que fue el filósofo francés Auguste Comte, padre de la Sociología y del Positivismo, quien acuñó el término altruismo a mediados del siglo XIX. Tal es así que se considera que la primera vez que apareció aquel vocablo fue en el libro “Catecismo” de aquel autor, que se publicó en el año 1854.

Altruismo es la conducta humana que consiste en brindar una atención desinteresada al prójimo, aún cuando dicha diligencia atente contra el bien propio. Puede entenderse, por lo tanto, que el altruismo es lo opuesto al egoísmo (el amor inmoderado que un sujeto siente sobre sí mismo y que lo lleva atender desmedidamente su propio interés).

Por ejemplo: “En una muestra de altruismo, el guía decidió ceder sus provisiones al resto de los expedicionarios”, “Si el altruismo fuera masivo, no habría pobres en el mundo”, “Los políticos deberían mostrar un poco de altruismo y no enriquecerse mientras el pueblo pasa hambre”.

El altruista, por lo tanto, intenta procurar el bien ajeno, sin importarle el propio. Este sujeto realiza algún tipo de sacrificio personal para proporcionarle un beneficio al prójimo.

Existen diversas acepciones de la noción de altruismo, según la filosofía o el sistema moral en cuestión. Puede decirse que el altruismo es una conducta voluntaria que busca el beneficio de otros y que no anticipa beneficios para el propio sujeto. Para algunos pensadores, el altruista encuentra el sentido de su vida en algo que le es ajeno.

La biología evolutiva y la etología sostienen que el altruismo también es un patrón de comportamiento animal, que lleva a un ejemplar a poner en riesgo su propia vida para proteger y beneficiar a otros miembros de su especie.

Muchos son los estudios e investigaciones que desde hace siglos se han venido realizando acerca del altruismo. Así, algunos de aquellos análisis han venido a determinar que el ser humano, al igual que ciertos animales, es cuando entra realmente en la mayoría de edad cuando experimenta ese valor de ayudar al prójimo sin tener ningún tipo de interés personal.

Otro de los autores que también hizo referencia al altruismo fue el filósofo parisino Émile Littré, discípulo de Comte, que consideró aquel como una muestra más del amor entre los seres de la especie humana.

Ciertos estudios aseguran que, en los seres humanos, el altruismo aparece en torno al año y medio de vida, lo que reflejaría una tendencia natural a la solidaridad. Ciertos pensadores, en cambio, creen que las personas no son naturalmente altruistas, sino que esta condición surge de la educación.

Esta última opinión es la que en todo momento defendió el filósofo inglés John Stuart Mill. Él, que también estudió y analizó temas tales como la esclavitud o la libertad de expresión, tenía claro que el ser humano no nace altruista, sino que esa cualidad la hace formar parte de su personalidad en el momento que es educado para ello.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2011. Actualizado: 2014.
Definicion.de: Definición de altruismo (https://definicion.de/altruismo/)