Definición de ángulos consecutivos

Conocer el origen etimológico de las dos palabras que le dan forma al término ángulos consecutivos es lo que vamos a hacer ahora. En ese caso esto es lo que hay que saber:
-Ángulo procede del vocablo griego “ankulos”, que significaba “torcido”, y que lo pasó al latín con el significado actual de ángulo a través de “angulus”.
-Consecutivo, por otro lado, procede del latín. Exactamente deriva de “consecutivus”, que puede traducirse como “el que sigue sin interrupción”. Está formado por la suma de tres elementos claramente diferenciados: el prefijo “con-”, que puede traducirse como “junto”; la forma verbal “sequi”, que puede traducirse como “seguir”, y finalmente el sufijo “-tivo”. Este se emplea para indicar una relación pasiva o activa.

Ángulos consecutivos

Un ángulo es una figura de la geometría que se forma por dos semirrectas que comparten vértice de origen. Consecutivo, por su parte, es un adjetivo que se refiere a aquello prosigue de manera inmediata a una cosa.

Los ángulos consecutivos, también llamados ángulos contiguos, son ángulos que cuentan con un lado en común y un mismo vértice. Estos ángulos, por lo tanto, comparten un lado y vértice y se ubican uno al lado del otro.

La suma de los ángulos consecutivos viene a ser igual al ángulo formado por lo que son los lados no comunes de los ángulos.

Cabe destacar que los ángulos consecutivos también son ángulos adyacentes: la definición de ángulos adyacentes alude a un lado y el vértice compartidos, pero además agrega que los otros dos lados deben ser semirrectas opuestas.

Exactamente se viene a determinar que los ángulos adyacentes son ángulos que son tanto complementarios como consecutivos.

Los ángulos conjugados, por otra parte, son ángulos consecutivos. La teoría nos indica que los ángulos conjugados tienen sus lados y el vértice de origen en común, como los consecutivos, y suman 360º (un ángulo perigonal).

Podemos encontrar ángulos consecutivos en ciertos casos de ángulos complementarios. Recordemos que los ángulos complementarios suman 90º. Cuando estos dos ángulos complementarios resultan consecutivos, los lados que no tienen en común forman el ángulo recto en cuestión.

Los ángulos suplementarios, cuya particularidad es que suman 180º (un ángulo llano), también pueden ser ángulos consecutivos cuando su vértice y uno de sus lados son compartidos.

Debe considerarse que cada ángulo consecutivo de otro puede ser un ángulo agudo (mide más de y menos de 90º), un ángulo recto (90º) o un ángulo obtuso (más de 90º y menos de 180º).

Además de estos tipos de ángulos que nos ocupan hay otros muchos igualmente importantes dentro del ámbito de las matemáticas tales como los ángulos opuestos. Estos son los que se caracterizan porque tienen un vértice en común y los lados de uno vienen a ser lo que es la prolongación de los otros.
De la misma manera, no podemos pasar por alto tampoco que hay casos de ángulos convexos, ángulos cóncavos e incluso ángulos llanos que son considerados ángulos consecutivos.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2015. Actualizado: 2017.
Definicion.de: Definición de ángulos consecutivos (https://definicion.de/angulos-consecutivos/)