Definición de apocado

El adjetivo apocado se emplea para calificar a personas con diferentes características. Puede aludir a alguien tímido, apático, inseguro o vil, por mencionar algunas posibilidades.

Apocado

Como se puede apreciar, el concepto refiere a distintos rasgos que no tienen que ver entre sí. Una persona puede ser apocada por su timidez, pero eso no hace que sea vil. A su vez, un individuo apocado por su condición despreciable no necesariamente resulta inseguro o timorato.

Por ejemplo: “El pequeño apocado, con el paso del tiempo, se convirtió en un adolescente rebelde y desafiante”, “El entrenador, apocado, dio a conocer su renuncia frente a los medios de comunicación en tono monótono”, “Quienes conocen al actor aseguran que, aunque se lo ve apocado frente a las cámaras, en privado resulta muy sociable y divertido”.

La idea de apocado aparece en la Biblia. En Isaías 35:4-6, Dios expresa: “Decid a los de corazón apocado: Esforzaos, no temáis…”. En este caso el vocablo se vincula al abatimiento y al desánimo.

Para los creyentes, Dios está diciendo a los fieles que no deben temer y que tienen que ser fuertes. Cada ser humano, en este marco, debe esforzarse para dejar atrás los miedos y la consternación.

Es interesante señalar que apocado también puede usarse para calificar a las acciones propias de los sujetos apocados: “Sus apocadas palabras no hicieron mella en el ánimo de la mujer”, “Avanzó con paso apocado hasta el atril, tomó aire y comenzó a hablar con lentitud”, “Rechazó el convite con gestos apocados y siguió bebiendo su café mientras leía el periódico”.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2020.
Definicion.de: Definición de apocado (https://definicion.de/apocado/)

Buscar otra definición