Definición de arista

Se denomina arista a la línea resultante del cruce de dos superficies o planos. Las aristas también son los segmentos de una recta que marcan el límite de los lados de una figura plana.

Arista

Es posible asociar la noción de arista al concepto de borde. Si nos centramos en un poliedro (un cuerpo con caras planas que contienen un volumen finito), las aristas son aquellas líneas rectas en las cuales se intersecan dos caras.

Ahondando un poco más en el concepto de poliedro, se trata de un cuerpo de tres dimensiones perteneciente a la geometría clásica. En su etimología nos encontramos con componentes del idioma griego que hacen referencia a la presencia de “muchas caras”. Si bien muchas personas confunden el poliedro con el polígono, este último es su semejante topológico para dos dimensiones: también se crea a partir de vértices y aristas, pero tiene una sola cara; de hecho, un poliedro es un conjunto de polígonos.

Además del polígono, existen otros semejantes topológicos en el ámbito de la geometría clásica que se encuentran relacionados con el poliedro, aunque ninguno de ellos sea tridimensional: el vértice (también conocido simplemente como punto) es su semejante en cero dimensiones —si bien en el habla cotidiana es común el uso de esta palabra como sinónimo de “pequeño círculo”, el vértice no tiene largo, ancho ni alto—; la arista, que consta de una dimensión; el polícoro, que además de las tres dimensiones del poliedro agrega una, representada por celdas.

En el terreno de la teoría de grafos, la arista surge por el vínculo que mantienen dos vértices de un mismo grafo. Cuando dos vértices se encuentran conectados a través de una artista, son adyacentes. En este marco, se dice que los vértices son incidentes a la arista en cuestión.

El diseño de gráficos en tres dimensiones utiliza muchos de estos conceptos de forma cotidiana y natural para la creación de modelos extremadamente complejo, que a simple vista no parecen apoyarse en formas geométricas básicas. Durante el minucioso trabajo que llevan a cabo los artistas 3d, manipulan miles de veces los vértices, las aristas y las caras de sus modelos para conseguir los resultados que buscan a cada paso.

Los programas de modelado y animación en 3d cuentan con la opción de permitir el acceso exclusivo a uno de los elementos recién mencionados, y cada uno ofrece una serie de ventajas que resultan adecuadas a situaciones diversas.

Por ejemplo, al modelar el rostro de un personaje, es necesario ajustar ligeramente la posición de los vértices muchas veces, desde el comienzo hasta el final del trabajo; en este caso, mover una cara podría alterar la posición de otros dos o tres vértices de forma innecesaria. Si, en cambio, estamos diseñando una habitación y deseamos modificar su altura, es adecuado tomar la cara que representa el techo y trasladarla hacia abajo, en lugar de mover cada vértice o arista por separado.

Para la geografía, las aristas son las crestas de roca que tienen algunas montañas. Por lo general, estas aristas se crean por la erosión generada por glaciares y permiten la separación de dos valles.

La idea de arista también aparece en la botánica. En este caso, la arista es el filamento con apariencia de pelo que tienen algunas plantas, sobre todo las gramíneas. La cebada es una especie que cuenta con aristas.

En el lenguaje coloquial, por último, se suele hablar de arista con referencia a un punto de vista o una perspectiva. Por ejemplo: “El fiscal decidió abrir una nueva arista y ahora investigará el posible vínculo entre el sospechoso y la madre de la víctima”, “El apartado judicial es apenas una arista del problema: a mí me preocupan las consecuencias políticas de este hecho”, “Me gustaría encarar el tema desde una arista diferente”.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2015. Actualizado: 2017.
Definicion.de: Definición de arista (https://definicion.de/arista/)