Definición de hexaedro

El concepto de hexaedro proviene del vocablo latino hexáedron y hace referencia a un sólido que consta de seis caras. La noción se emplea en el ámbito de la geometría.

Hexaedro

En este contexto, un sólido es un cuerpo geométrico: es decir, un objeto que cuenta con tres dimensiones (altura, anchura y longitud). Las caras son las diversas superficies que componen estos sólidos; en el caso del hexaedro, el objeto se forma con seis caras.

Al estar desarrollado con superficies planas, el hexaedro también es un poliedro. Con mayor precisión podemos decir que es un poliedro convexo, ya que cualquier segmento que una dos de sus puntos quedará contenido en el interior del propio poliedro.

Otra de las características de los hexaedros es que sus caras tienen cinco lados o menos. Cuando la totalidad de las caras del sólido son cuadrados congruentes (sus lados son iguales), se trata de un hexaedro regular.

Estos hexaedros regulares son cubos: sólidos que se componen de seis cuadrados iguales. Cabe destacar que los cubos –y, por lo tanto, los hexaedros regulares– son sólidos platónicos, tal como se denomina a todos los poliedros convexos cuyas caras son polígonos regulares que resultan iguales entre sí. Esta denominación está vinculada a Platón, el filósofo de la Antigua Grecia que realizó los primeros estudios al respecto.

Es posible reconocer siete clases de hexaedros, con diferentes cantidades de vértices y aristas. Por supuesto, en todos los casos son sólidos de seis caras, ya que esa es la propiedad distintiva de estos poliedros.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2018.
Definicion.de: Definición de hexaedro (https://definicion.de/hexaedro/)

Buscar otra definición