Definición de autoclave

Un autoclave es un dispositivo que se emplea para la esterilización de diferentes sustancias u objetos. Se trata de un equipo que, según sus características, puede recurrir a la radiación, la temperatura alta o el vapor para esterilizar.

Autoclave

Antes de avanzar es importante mencionar que esterilizar implica eliminar microorganismos patógenos: es decir, gérmenes que pueden causar enfermedades. Lo que es esterilizado, de este modo, carece de microbios perjudiciales para la salud.

Los autoclaves, en este marco, son recipientes que pueden cerrarse de forma hermética y que, apelando a distintas técnicas, permiten desinfectar aquello que se coloca en su interior. Es habitual que se utilicen para esterilizar instrumental médico o para favorecer la conservación de alimentos, por ejemplo.

Muchos autoclaves se basan en el uso de vapor. A través de una presión interna elevada y altas temperaturas, pueden generar y mantener vapor a 120 ºC: estas condiciones afectan a las proteínas que las microorganismos necesitan para subsistir y reproducirse. De esta manera, aquello que se coloca adentro del autoclave durante quince o veinte minutos resulta esterilizado (se destruyen los eventuales agentes patógenos que podía contener).

Tomemos el caso de la industria alimenticia. Los autoclaves se emplean para esterilizar productos enlatados y conservas que requieren un tratamiento de más de 100 ºC.

En el terreno de la medicina, los autoclaves son necesarios para quitar los microbios de los instrumentos y los materiales quirúrgicos. Incluso posibilitan la eliminación de las esporas.

El material de laboratorio, los residuos hospitalarios y la madera que se destina al desarrollo de construcciones en espacios al aire libre también pueden esterilizarse con autoclaves.

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2021.
Definicion.de: Definición de autoclave (https://definicion.de/autoclave/)

Buscar otra definición