Definición de banca comercial

La banca, de acuerdo a una de las acepciones del término, es el conjunto de bancos y banqueros. El concepto se utiliza para nombrar a las entidades dedicadas a facilitar la financiación.

Banca comercial

Comercial es aquello perteneciente o relativo al comercio o a los comerciantes. El adjetivo también se usa en referencia a lo que tiene fácil aceptación en un determinado mercado.

La noción de banca comercial está vinculada a los bancos que actúan como operadores universales y que pueden ofrecer todos los servicios y las operaciones pasivas y activas que le son permitidas por ley. El banco comercial, por lo tanto, es un tipo de banco, como el banco de inversión o el banco hipotecario.

La función principal de la banca comercial es intermediar entre la oferta y la demanda de recursos financieros. Estos bancos pueden recibir el ahorro de las personas y de las empresas (en depósitos, plazos fijos, etc.) y conceder préstamos y créditos. La recepción de recursos es una operación pasiva, mientras que el préstamo de dinero es una operación activa.

El funcionamiento de la banca comercial está sometido a las leyes específicas de cada país y a las normativas de cada Banco Central. Es habitual es que estos bancos comerciales brinden otros servicios, como el cambio de billetes y monedas, el alquiler de cajas de seguridad o el cobro de impuestos.

Cuando se habla de banca comercial, irremediablemente se hace referencia a la llamada banca de inversión. Se trata de dos términos con puntos en común pero diferentes al mismo tiempo pues mientras la primera ya hemos visto las funciones que tiene, la segunda cuenta como principales labores el acometer fusiones, el sacar distintas empresas a la bolsa, el emitir bonos, el proceder a la venta de divisiones entre empresas e incluso el realizar operaciones de trading o crear OPA´s.

Teniendo en cuenta todos estos matices podemos establecer una serie de características que permiten entender mejor la diferencia entre una y otra:
• La banca comercial es muy difícil que entre en una situación de pérdidas, de ahí que sus beneficios sean muy estables.
• La banca de inversión, por su parte, cuenta con unos beneficios que son mucho más inestables ya que dependen de las fluctuaciones del mercado. De esta manera, en épocas de bonanza logra que aquellos sean superiores a los de la banca comercial pero en tiempos de crisis disminuyen más que los de la otra.
• La banca de tipo comercial podríamos establecer que tiene ya su origen en la Edad Media pues fue en ese momento cuando empezaron a surgir las primeras personas que ya no deseaban guardar el dinero que tenían en casa.
• En el mundo existen muy pocas entidades que se puedan considerar como bancos de inversión puros. En concreto, los expertos coinciden en señalar que el único que actualmente podría ser calificado como tal es el Goldman Sachs, que existe en Estados Unidos.

La distinción entre la banca comercial y la banca de inversión surgió tras la Gran Depresión, cuando el Congreso estadounidense exigió a los bancos que sólo desarrollen las actividades bancarias tradicionales, dejando la operatoria en el mercado de capitales a los denominados bancos de inversión.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2011. Actualizado: 2014.
Definicion.de: Definición de banca comercial (https://definicion.de/banca-comercial/)
Top