Definición de bioclima

Antes de entrar de lleno en el esclarecimiento del significado del término que nos ocupa, podemos determinar su origen etimológico. En este caso, hay que establecer que tiene procedencia griega pues es fruto de la suma de dos componentes de dicha lengua:
-El sustantivo “bios”, que puede traducirse como “vida”.
-La palabra “klima”, que se usa para indicar tanto lo que son las condiciones ambientales como la inclinación del sol.

Bioclima

El diccionario que elabora la Real Academia Española (RAE) no incluye el término bioclima. El concepto, de todos modos, se utiliza para nombrar al tipo de clima que puede diferenciarse de otros de acuerdo al grupo de factores climáticos que inciden en el desarrollo y la supervivencia de los organismos vivos.

Suele llamarse bioclima a la región cuyos territorios cuentan con características similares en cuanto al clima, las cuales a su vez son diferentes respecto a las características que exhiben los bioclimas adyacentes. Las características climáticas del bioclima tienen influencia en la vida y en la distribución de los seres vivos que habitan en la zona.

La conformación de los bioclimas se realiza de acuerdo a los valores de diversos índices y parámetros. Existen cinco grandes macroclimas (polar, boreal, templado, mediterráneo y tropical), que a su vez abarcan las diferentes clases de bioclimas.

Entre los bioclimas podemos nombrar al pluvial, el desértico, el desértico continental, el oceánico y el hiperoceánico. En cada bioclima es posible encontrar biocenosis particulares, ya que la permanencia de los seres vivos en el terreno está vinculada a las condiciones climáticas específicas.

La especialidad científica dedicada al estudio de los bioclimas y de las relaciones recíprocas entre el clima y los seres vivos recibe el nombre de bioclimatología o fitoclimatología. El análisis de variables como el nivel de precipitaciones y la temperatura, sumado a la recolección de información de los organismos que habitan en una región, son los objetos de estudio de la bioclimatología, una ciencia que es muy importante para la preservación de la biodiversidad.

Además de todo lo expuesto, de la bioclimatología podemos destacar otros datos de interés tales como los siguientes:
-En sus inicios lo que hizo fue poner en relación las plantas y las formaciones vegetales con la temperatura y las precipitaciones el clima. No obstante, con el paso del tiempo fue analizando también, por ejemplo, la relación con respecto a la biogenocenosis.
-En el desarrollo de la actividad de esta disciplina juegan un papel fundamental las estaciones meteorológicas existentes. Y es que estas son las encargadas de dar a conocer la información necesaria sobre humedad, presión, viento, temperatura…
-Permite obtener lo que se da en llamar climodiagramas, gráficos donde se relacionan la temperatura, las precipitaciones y la evolución de esos factores.
-De la misma manera, no podemos obviar que la bioclimatología trabaja con lo que se denominan índices bioclimáticos. Estos no son otros que la evapotranspiración, los índices de continentalidad, los índices pluviométricos, los térmicos y los termopluviométricos.

De la misma manera, toda esta información nos da pie a establecer que en la Tierra existen varias zonas bioclimáticas. Nos estamos refiriendo a las siguientes: desierto, selva, bosque templado, pradera templada, montaña, taiga, sabana, tundra y mediterráneo.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2016. Actualizado: 2018.
Definicion.de: Definición de bioclima (https://definicion.de/bioclima/)

Buscar otra definición