Definición de meteorología

Lo primero que vamos a hacer es descubrir el origen etimológico del término meteorología que ahora nos ocupa. En concreto, hay que exponer que deriva del griego, más exactamente de “meteorologia”, que es resultado de la suma de dos componentes léxicos de esa lengua:
-El vocablo “meteoros”.
-La palabra “logia”, que puede traducirse como “estudio”, “ciencia” o “tratado”.

Meteorología

La ciencia centrada en el análisis de los fenómenos de la atmósfera recibe el nombre de meteorología.

Cabe recordar que la atmósfera (o atmosfera) es la capa de gases que envuelve a nuestro planeta y a otros cuerpos celestes. Dichos gases son atraídos y mantenidos en la zona por la fuerza de gravedad.

La meteorología se encarga de estudiar diversos fenómenos que tienen lugar en los estratos atmosféricos. Las condiciones del tiempo, por ejemplo, forman parte de su ámbito de acción.

El tiempo meteorológico, en este marco, es el estado atmosférico. Las llamadas estaciones meteorológicas permiten recolectar datos y analizarlos para realizar predicciones, observando cómo la atmósfera interactúa con diversos sistemas. La meteorología, de este modo, brinda soporte a la climatología, que se orienta al análisis de las condiciones medias del tiempo en un periodo extendido.

En definitiva, el tiempo meteorológico o tiempo atmosférico, que suele mencionarse simplemente como tiempo, alude al estado actual de la atmósfera y es estudiado por la meteorología. El clima, por su parte, es el conjunto de las condiciones de la atmósfera que se registran en un periodo prolongado y que resultan características de una región. Ese es el objeto de estudio de la climatología.

Además de todo lo expuesto, no podemos pasar por alto que se considera que Aristóteles (384 – 322 a.C.) está considerado la primera autoridad o figura importante en materia de meteorología. Y es que este, entre otras cosas, procedió a determinar que aquella era una parte significativa de la llamada filosofía natural.
Precisamente escribió cuatro libros que se englobaban en una serie titulada “Meteorología” (340 a.C).

La meteorología es la responsable de los pronósticos del tiempo. Gracias a la tecnología, los meteorólogos están en condiciones de anticipar con un cierto nivel de precisión qué condiciones adoptará la atmósfera en el corto plazo, informando a la población si habrá precipitaciones, qué temperatura se espera, etc.

No menos significativo es conocer que la meteorología cuenta con varias ramas. En concreto, algunas de las más importantes son las siguientes:
-Meteorología tropical, que, como su nombre indica, se encarga de proceder a estudiar lo que son los fenómenos meteorológicos que se producen en lo que es zona intertropical.
-Meteorología dinámica, que es la que analiza y estudia los movimientos de la atmósfera que tienen lugar o que están relacionados con la llamada dinámica atmosférica.
-Micrometeorología, que tiene como objeto de estudio lo que es la variación de los elementos meteorológicas que se producen cerca de la Tierra y, además, en una zona pequeña.
-Meteorología sinóptica, que estudia las variaciones de las condiciones atmosféricas a gran escala durante el día a día.

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2019. Actualizado: 2020.
Definicion.de: Definición de meteorología (https://definicion.de/meteorologia/)

Buscar otra definición