Definición de cadencia

La etimología de cadencia nos remite al vocablo italiano cadenza. El concepto se emplea para nombrar al ritmo o la reiteración de ciertos fenómenos que se producen de manera regular. De acuerdo al diccionario de la Real Academia Española (RAE), la cadencia también es la cantidad de casos que se reiteran por unidad temporal.

Cadencia

En el ámbito de la música, la idea de cadencia alude a la melodía o los acordes que coinciden con el final de algún fragmento de la obra.

La teoría musical reconoce más de un tipo de cadencia, aunque todas sirven para finalizar una frase. La cadencia auténtica perfecta es la más común y, por decirlo de alguna manera, la básica, ya que consiste en tocar el acorde dominante y luego el de la tónica, es decir, el quinto y el primer grado de la tonalidad. Los dos acordes deben ejecutarse en su estado fundamental (la nota que les dé el nombre debe estar en el bajo; si el acorde es re mayor, la nota más grave debe ser un re) y la nota más aguda del de primer grado debe ser la tónica misma.

La cadencia auténtica imperfecta se diferencia por no tener todos los acordes en estado fundamental, o bien por no terminar con la tónica en la voz más aguda. Por otro lado se encuentra la cadencia a la dominante, la cual consiste en “descansar” sobre el acorde de quinto grado. La cadencia rota pasa del acorde dominante al de sexto o cuarto grado, mientras que la plagal consiste en ejecutar el de cuarto grado y luego el de tónica.

También puede referirse a una parte solista de una composición o a la sucesión de sonidos que componen una pieza. En este contexto, la cadencia suele ser un pasaje ornamental, es decir con una considerable cantidad de adornos, que puede o no aparecer en la partitura. Cuando se trata de una creación del solista, por lo general tiene el objetivo de exhibir su virtuosismo en la ejecución de su instrumento (el cual puede ser externo o la propia voz).

La ópera es uno de los ámbitos en los cuales los cantantes hacen grandes despliegues de acrobacia vocal a través de complejas y explosivas cadencias. Si bien la agilidad no está ligada naturalmente a la mujer, los hombres suelen educar sus voces de una forma muy rígida, que les impide moverla con la ligereza necesaria para interpretar estos difíciles pasajes.

Además de la libertad para improvisar la melodía, la cadencia también permite alterar el ritmo, e incluso desdibujarlo hasta el punto en el cual sea muy difícil analizarlo, todo en pos de la interpretación. Cuando llega el momento de la cadencia, la orquesta se queda en silencio para que pueda lucirse el solista.

Para la danza, la cadencia es la medida de los sonidos que estipulan cómo debe moverse el bailarín y la coincidencia entre los pasos del bailarín y la medida que indica el instrumento musical.

La idea de cadencia, por otra parte, aparece en el terreno de la literatura y de la oratoria. Puede mencionar a la distribución agradable al oído o a la lectura de las pausas y de los acentos.

La cadencia de tiro de un arma de fuego refiere al número de proyectiles que puede disparar en un minuto. Esta capacidad se vincula a la capacidad de enfriamiento, la alimentación de los proyectiles y el sistema de retroceso. A mayor capacidad de disparar en menos tiempo, mayor cadencia de tiro.

Eterna Cadencia, por último, es una editorial argentina que además funciona como librería y como bar. Augusto Roa Bastos, Juan Carlos Onetti, Margo Glantz y James Joyce son algunos de los escritores editados por este sello.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2016. Actualizado: 2017.
Definicion.de: Definición de cadencia (https://definicion.de/cadencia/)