Definición de carta de presentación

Una carta es un documento escrito que se envía a una o más personas con el objetivo de establecer una comunicación. La noción de presentación, por su parte, alude al acto y el resultado de presentarse o de presentar: manifestar, dar a conocer.

Carta de presentación

La idea de carta de presentación hace referencia a la nota que una persona adjunta a su currículum cuando se postula para trabajar en una empresa. Mientras que en el currículum se detallan los antecedentes laborales y la formación académica, en la carta de presentación se busca llamar la atención del destinatario con la finalidad de lograr una entrevista personal.

Las cartas de presentación se caracterizan por el estilo formal. Su redacción tiene que ser precisa, sin faltas ortográficas. Si el potencial empleador encuentra una carta de presentación con errores en la ortografía o en la gramática, o advierte que la carta es poco clara, seguramente descartará la postulación de la persona y ni siquiera dedicará tiempo a analizar su currículum.

Cabe destacar que las cartas de presentación pueden enviarse como respuesta a una búsqueda de trabajadores que realiza una compañía, pero también de modo espontáneo cuando el individuo desea proponerse como posible empleado. Cada caso exige ajustar la redacción para que la carta cumpla con sus objetivos.

Si un joven encuentra un aviso laboral en un diario y desea postularse, puede enviar una carta de presentación que comience de la siguiente forma: “Estimados sres.: Me pongo en contacto con ustedes en referencia al anuncio publicado el día de ayer en el diario La Primicia, en el cual su empresa requiere un especialista en Comercio Exterior. Mi nombre es Brian Latenoppe, soy licenciado en Comercio Internacional por la Universidad de San Bartolomé y tengo experiencia previa en una compañía multinacional, donde trabajé durante cuatro años…”.

La carta de presentación es la primera instancia en la cual los postulantes dejan ver su forma de ser ante las empresas, y por eso resulta tan importante. Si el departamento de Recursos Humanos detecta cualquier rasgo en su personalidad que no vaya de acuerdo con las características del puesto laboral, entonces es probable que en ese punto se desvanezcan las posibilidades de los candidatos.

Las cuestiones que pueden desagradar a los responsables de Recursos Humanos al leer una carta de presentación varían según el rubro y las exigencias del puesto ofrecido, pero existe una serie de actitudes y características de la personalidad que conducen a un fracaso casi seguro:

* soberbia: la forma de ser de quienes tienen una necesidad constante de mostrar a los demás sus conocimientos con la intención de ser reconocidos como seres superiores no puede ser del agrado de nadie. En una empresa, esto es lo opuesto a lo necesario en el perfil del candidato perfecto, por lo cual cualquier evidencia de soberbia en una carta de presentación anula el esfuerzo de haberla redactado;

* inseguridad: resulta curioso que dos rasgos tan alejados puedan conducir al mismo resultado, pero a ninguna compañía le conviene tener en su plantel individuos que no sean capaces de tomar decisiones en los momento más difíciles, o que no confíen en ellos mismos como para avanzar en pos de un objetivo sin titubear;

* falta de concisión: algunos postulantes cometen el error de incluir demasiada información en la carta de presentación, y esto no suele caer bien a los destinatarios. La concisión es una virtud muy apreciada en el ámbito empresarial, donde reinan los números;

* mentiras: no muchos pueden decir con la cabeza en alto que jamás han dibujado la realidad en el contexto de una búsqueda laboral. Sin embargo, existen límites dentro de lo razonable, y siempre es preferible la absoluta sinceridad, especialmente si deseamos una colaboración a largo plazo.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2016. Actualizado: 2017.
Definicion.de: Definición de carta de presentación (https://definicion.de/carta-de-presentacion/)

Buscar otra definición