Definición de cera

La cera es una sustancia segregada por las abejas para la construcción de las celdas de sus panales. También se llama cera a otros productos que, por sus características, resultan similares.

Cera

En el caso de la cera que elaboran las abejas, se trata de una sustancia blanda pero sólida, que puede fundirse. Dicho material es aprovechado por el ser humano para la fabricación de velas. Otros insectos segregan una sustancia parecida que suelen depositar sobre las plantas.

La cera también se utiliza para proteger diversas superficies ya que contribuye a impermeabilizar. Es habitual que las personas enceren el piso, por ejemplo, para mejorar su conservación y para embellecerlo ya que la cera otorga brillo.

A la hora de la depilación también es posible recurrir a la cera. La sustancia se aplica sobre el sector del cuerpo que se pretende depilar para que el vello se adhiera; de este modo su extracción resulta más sencilla.

Se llama cera de los oídos o cerumen a la sustancia que segregan algunas glándulas ubicadas en el conducto auditivo externo. La función de esta cera es la lubricación y el resguardo contra hongos, bacterias y otros organismos. También contribuye a mantener la limpieza de la zona. Cuando se acumula una cantidad excesiva de cerumen en el oído, sin embargo, dificulta la audición. En esos casos es necesario proceder a la extracción del tapón de cera.

Cera, por último, es una membrana que se sitúa sobre el pico de las palomas, los halcones y otras aves.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2016.
Definicion.de: Definición de cera (https://definicion.de/cera/)