Definición de cera

La cera es una sustancia segregada por las abejas para la construcción de las celdas de sus panales. También se llama cera a otros productos que, por sus características, resultan similares.

Cera

En el caso de la cera que elaboran las abejas, se trata de una sustancia blanda pero sólida, que puede fundirse. Dicho material es aprovechado por el ser humano para la fabricación de velas. Otros insectos segregan una sustancia parecida que suelen depositar sobre las plantas.

La cera también se utiliza para proteger diversas superficies ya que contribuye a impermeabilizar. Es habitual que las personas enceren el piso, por ejemplo, para mejorar su conservación y para embellecerlo ya que la cera otorga brillo.

A la hora de la depilación también es posible recurrir a la cera. La sustancia se aplica sobre el sector del cuerpo que se pretende depilar para que el vello se adhiera; de este modo su extracción resulta más sencilla.

Se llama cera de los oídos o cerumen a la sustancia que segregan algunas glándulas ubicadas en el conducto auditivo externo. La función de esta cera es la lubricación y el resguardo contra hongos, bacterias y otros organismos. También contribuye a mantener la limpieza de la zona. Cuando se acumula una cantidad excesiva de cerumen en el oído, sin embargo, se dificulta la audición. En esos casos es necesario proceder a la extracción del tapón de cera.

Por lo general, la cera que producen las glándulas ubicadas en el conducto auditivo externo llega hasta la abertura del oído y cuando alcanza esa región se cae de forma natural, o bien se puede eliminar a través de las prácticas de higiene corporal. El tapón de cera antes mencionado es una de las causas más frecuentes de alteraciones en la audición, y muchas personas esperan demasiado antes de dirigirse a un consultorio médico.

Con respecto a las causas de la formación de este tapón de cera, en algunos casos se debe a que en ciertos individuos las glándulas producen una cantidad excesiva de cerumen y el oído no está preparado físicamente para eliminarla con efectividad. Cuando la sustancia se endurece, su extracción se dificulta considerablemente ya que queda atascada; de hecho, un mal uso de las herramientas de limpieza puede provocar el efecto contrario al deseado, es decir, empujar la cera hacia el interior del oído.

Los síntomas del tapón de cera son bastante fáciles de identificar, razón por la cual nadie debería dudar en buscar asistencia profesional. Los más comunes son el dolor, la sensación de que algo está oprimiendo el oído, percepción de ruidos y pérdida de la audición a diversos grados, generalmente con tendencia a empeorar.

Cabe mencionar que la mayoría de los tapones de cera pueden extraerse con métodos caseros, aunque para ello es necesario ablandarlos haciendo uso de algún producto determinado, como ser aceite para bebés, glicerina, gotas específicas vendidas en farmacias, aceite mineral o simplemente agua.

Los pasos fundamentales para la extracción la cera por medio de lavado son los siguientes dos: con ayuda de una jeringa esterilizada adecuadamente, introducir agua a temperatura ambiente en el oído afectado mientras con una mano se jala suavemente la oreja hacia arriba, siempre en posición erguida; inclinar la cabeza para que el agua drene. Suele ser necesario repetirlos varias veces para completar el proceso de drenaje.

Dada la delicadeza del oído, es muy importante informarse de manera responsable antes de probar métodos poco comunes, o incluso de practicar la higiene diaria, ya que un paso en falso puede provocar una lesión permanente.

Cera, por último, es una membrana que se sitúa sobre el pico de las palomas, los halcones y otras aves.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2016. Actualizado: 2017.
Definicion.de: Definición de cera (https://definicion.de/cera/)

Buscar otra definición