Definición de ciclón

La noción de ciclón procede del inglés cyclone, aunque su origen etimológico más lejano se halla en la lengua griega. De acuerdo al diccionario de la Real Academia Española (RAE), el término puede aludir a un huracán.

Ciclón

Un ciclón, por lo tanto, es un viento de gran intensidad que gira en círculos como un torbellino. El concepto también puede vincularse al fenómeno que se desarrolla cuando estos vientos se presentan junto a tormentas, generando borrascas.

Los ciclones se originan en la zona de la atmósfera donde la presión es más baja que la presión de los alrededores. La intensidad del viento puede provocar todo tipo de destrozos; las precipitaciones torrenciales, además, suelen causar inundaciones.

Es habitual que ideas como ciclón, huracán y tifón se empleen como sinónimos en el lenguaje cotidiano. Los meteorólogos explican que son fenómenos similares: si el sistema se forma en el Pacífico oeste, se denomina ciclón o tifón, mientras que si lo hace en el Atlántico norte, se habla de huracán. También se suele llamar huracán a la última fase del ciclón, que completa el proceso iniciado con una perturbación tropical, a la cual le sigue una depresión tropical y luego una tormenta tropical.

La velocidad del viento en un ciclón es de al menos 119 kilómetros por hora. El ojo del torbellino tiene un diámetro que ronda los 30 kilómetros, aunque se han producido ciclones con unos 100 kilómetros de diámetro en su centro.

Los ciclones se clasifican en categorías del 1 al 5. Los más intensos son los ciclones de categoría 5, con vientos de más de 252 kilómetros por hora.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2016.
Definicion.de: Definición de ciclón (https://definicion.de/ciclon/)
Top