Definición de ciclón

La noción de ciclón procede del inglés cyclone, aunque su origen etimológico más lejano se halla en la lengua griega. De acuerdo al diccionario de la Real Academia Española (RAE), el término puede aludir a un huracán.

Ciclón

Un ciclón, por lo tanto, es un viento de gran intensidad que gira en círculos como un torbellino. El concepto también puede vincularse al fenómeno que se desarrolla cuando estos vientos se presentan junto a tormentas, generando borrascas.

Los ciclones se originan en la zona de la atmósfera donde la presión es más baja que la de los alrededores. La intensidad del viento puede provocar todo tipo de destrozos; las precipitaciones torrenciales, además, suelen causar inundaciones.

Es habitual que ideas como ciclón, huracán y tifón se empleen como sinónimos en el lenguaje cotidiano. Los meteorólogos explican que son fenómenos similares: si el sistema se forma en el Pacífico oeste, se denomina ciclón o tifón, mientras que si lo hace en el Atlántico norte, se habla de huracán. También se suele llamar huracán a la última fase del ciclón, que completa el proceso iniciado con una perturbación tropical, a la cual le sigue una depresión tropical y luego una tormenta tropical.

La velocidad del viento en un ciclón es de al menos 119 kilómetros por hora. El ojo del torbellino tiene un diámetro que ronda los 30 kilómetros, aunque se han producido ciclones con unos 100 kilómetros de diámetro en su centro.

Los ciclones se clasifican en categorías del 1 al 5. Los más intensos son los ciclones de categoría 5, con vientos de más de 252 kilómetros por hora.

Según su tipo, podemos reconocer los siguientes tipos de ciclón:

* tropical: este tipo de ciclón ha sido mencionado en los párrafos anteriores, ya que también se conoce como huracán, tifón y tormenta tropical. Su formación suele tener lugar en océanos calientes, de donde toma la energía que proviene de la condensación y la evaporación. Se caracteriza por poseer un área de baja presión fuerte en la superficie y una de presión alta en los niveles superiores de la atmósfera. Su poder de destrucción es realmente considerable, ya que viene acompañado de lluvias y vientos muy potentes;

* extratropical: su formación tiene lugar en latitudes más allá de los 30°. Está formado por un mínimo de dos masas de aire, razón por la que se asocia a un número igual de frentes. Dado que este tipo de ciclón conforma una familia muy amplia, los especialistas intentan dar con la definición de una subfamilia. Esto no es nada fácil porque cada uno posee características aparentemente únicas e irrepetibles, aunque ciertos estudios han arrojado resultados que apuntan a la presencia de ciertos rasgos comunes;

* subtropical: se trata de un sistema que posee ciertos rasgos generalmente asociados a los ciclones tropicales y extratropicales. Por lo general se forman en latitudes próximas al Ecuador;

* polar: con respecto a su tamaño es comparable al tropical, aunque suele tener una vida menos extensa. Por lo general, su diámetro alcanza los cientos de kilómetros y cuenta con fuertes vientos. Una de las diferencias más evidentes con el tropical es que su desarrollo es mucho más rápido, ya que su fuerza máxima la alcanza en tan sólo 24 horas.

Como nombre propio lo encontramos en varios ejemplos, como ser el Club Atlético Ciclón, un equipo boliviano de fútbol que también se conoce como Ciclón de la Pampa. Más específicamente, pertenece a la ciudad de Tarija, la de mayor población de su departamento, también llamado Tarija. Lo fundó Mauricio Peñaloza con la ayuda de algunos amigos que deseaban jugar en la liga de la ciudad, en el año 1951. Sus partidos de local los juega en el Estadio IV Centenario.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2016. Actualizado: 2017.
Definicion.de: Definición de ciclón (https://definicion.de/ciclon/)

Buscar otra definición