Definición de cláusula

La etimología de cláusula nos remonta al vocablo latino clausŭla, que deriva de clausus (término que puede traducirse como “cerrado”). Las cláusulas son las disposiciones que forman parte de un testamento, un contrato u otro tipo de documento.

Cláusula

Por ejemplo: “Aún no firmamos el acuerdo estratégico ya que hay un cláusula que no me termina de convencer”, “El contrato firmado por el jugador uruguayo incluye una cláusula que le impide jugar contra su ex equipo”, “El gobierno está estudiando las cláusulas del tratado de libre comercio”.

Se llama cláusula penal a una garantía que se incluye en ciertos contratos. A través de esta cláusula se pacta que, si una de las partes no cumple con el contrato, deberá pagar una indemnización a la otra.

Una cláusula abusiva es aquella incorporada a un contrato por imposición de una de las partes, sin negociación y provocando un desequilibrio en las obligaciones y los derechos de cada una.

La idea de cláusula de barrera aparece en el terreno de la política para referirse a la cantidad mínima de votos que debe obtener una lista electoral para acceder a la representación en la legislatura o en otro órgano.

En el ámbito de la gramática y de la retórica, por otro lado, se denomina cláusula a la serie de palabras que, en una única oración o en varias que están estrechamente vinculadas entre sí, forman sentido completo.

Para la lógica, las cláusulas son expresiones compuestas por una serie finita de fórmulas conocidas como literales, que resultan verdaderas cuando al menos un literal es verdadero.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2016.
Definicion.de: Definición de cláusula (https://definicion.de/clausula/)
Top