Definición de garantía

El diccionario de la Real Academia Española (RAE) define a la garantía como el efecto de afianzar lo estipulado. Se trata de algo (simbólico o concreto) que protege y asegura una determinada cosa.

Garantía

Por ejemplo: “Me ofrecieron un televisor usado muy barato, pero sin garantía”, “El delantero camerunés es una garantía de gol para el equipo italiano”, “Tengo que llamar al servicio técnico, ya que el lavarropas todavía tiene la garantía vigente”, “Necesito una garantía para poder alquilar un departamento e irme a vivir solo”.

La garantía es simbólica cuando, de acuerdo a sus antecedentes, se supone que una persona o un objeto ofrecerán un determinado rendimiento. Un jugador de fútbol que posee un gran porcentaje de goles a lo largo de un número de partidos es una garantía para el equipo que lo contrate ya que su trayectoria permite anticipar un buen rendimiento. En un sentido similar, viajar a Ushuaia en invierno es una garantía para ver nieve, dado que sus condiciones climáticas son propicias para dicho fenómeno.

En las relaciones interpersonales, existe una serie de garantías tácitas que se asumen entre las distintas partes, y otras que se manifiestan expresamente, dependiendo del tipo de unión. Por ejemplo, se espera que cualquier persona esté dispuesta a dar su vida para salvar a sus seres queridos; nunca es correcto generalizar, y existen diversas interpretaciones de la amistad, pero cuando existe un sentimiento profundo entre dos seres vivos, un amor incondicional, ninguno de los dos soporta la mera idea de perder al otro.

GarantíaSi la relación es de tipo comercial, las garantías deben expresarse en uno o más documentos, tales como contratos y acuerdos. Por ejemplo, el compromiso que asume todo empleador a pagar los salarios de sus trabajadores puede ser de palabra, pero la Ley exige que se redacte y se firme siguiendo ciertos procedimientos y reglas propias de cada país, para que su incumplimiento pueda dar lugar a un reclamo válido y la justicia tenga las herramientas para actuar en favor de la parte perjudicada.

En el ámbito del comercio, una garantía es un compromiso temporal que otorga un fabricante o un vendedor y por el cual se obliga a reparar de manera gratuita, en caso de avería, aquello que se ofrece.

De esta manera, la garantía intenta brindar una mayor seguridad al comprador ya que éste sabe que, si encuentra un defecto en el producto, el vendedor se hará cargo de su reparación y devolverá algo en condiciones óptimas. Lo habitual es que la garantía caduque en un determinado plazo (seis meses, un año, etc.), aunque ciertos productos brindan garantía de por vida.

En este contexto, las grandes cadenas de electrodomésticos, por ejemplo, suelen ofrecer un servicio extra a sus clientes, que consiste en prolongar la garantía otorgada por las fábricas de los productos; para acceder a esta extensión de garantía, es necesario abonar un monto, generalmente pequeño en comparación con el precio del artículo principal. Entre sus ventajas se encuentra la cobertura de caídas y otros accidentes que, por lo general, suelen correr a cargo de los compradores.

El concepto de garantía también se utiliza en el ámbito de la inmobiliaria para hacer referencia a las personas, físicas o jurídicas, que respaldan el alquiler de una propiedad, asegurando a su dueño que se harán cargo de cualquier situación de incumplimiento por parte del inquilino, ya sea por falta de pagos o por destrucción de la propiedad.

El nombre que recibe quien ofrece dicha garantía es garante, y suele ser una persona u organización que conoce muy bien a quien respalda, dado que pone a su disposición su capital, sus posesiones y su estabilidad económica.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2010. Actualizado: 2014.
Definicion.de: Definición de garantía (https://definicion.de/garantia/)
Top