Definición de colina

El latín collis derivó en colle y luego llegó al italiano como collina. De este término procede el concepto de colina, que hace referencia a una prominencia del terreno que se produce de manera natural.

Colina

Las colinas, por lo tanto, son elevaciones. A diferencia de las montañas, no suelen superar los 100 metros de altura. Por lo tanto una colina es una elevación de menor altura que una montaña.

También llamadas montículos, lomas o motas en algunos casos, las colinas suelen surgir por motivos geomorfológicos. El traslado de sedimentos provenientes de un glaciar, una falla geológica o la erosión de una montaña son algunas de las causas que pueden llevar, con el paso del tiempo, a la aparición de una colina.

A lo largo de la historia muchas colinas fueron elegidas para iniciar la construcción de un asentamiento. La altura resultaba útil para observar si se acercaban enemigos y para evitar problemas derivados de la crecida de algún río ubicado en las inmediaciones.

Cuando colina deriva del latín científico cholina, su uso se encuentra vinculado al ámbito de la química. Se llama colina a la sustancia que, como parte de las lecitinas, se encuentra en la bilis de algunas especies y funciona como neurotransmisor.

Considerada como nutriente esencial, la colina es una molécula que permite que las células cumplan con sus funciones de manera normal. Una deficiencia de colina en el organismo puede provocar hipertensión, problemas en los huesos, infertilidad y otros trastornos.

Colina, por último, es un apellido que comparten personalidades como Braulio Carrillo Colina (ex jefe de Estado de Costa Rica) y el venezolano Oscar de Jesús Colina (cantante).

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2016.
Definicion.de: Definición de colina (https://definicion.de/colina/)