Definición de cólicos

La primera acepción que reconoce el diccionario de la Real Academia Española (RAE) del término cólico alude a aquello vinculado al colon. Cabe recordar que el colon es el sector del intestino grueso de los animales mamíferos que finaliza donde empieza el recto.

Cólico

El uso más habitual del concepto está relacionado al dolor cólico. Un cólico, en este sentido, es una molestia en la zona de los intestinos que puede resultar muy intensa, provocando retorcijones y sudoración y estando acompañada, en ocasiones, con evacuaciones de vientre y vómitos.

Los cólicos intestinales se producen por la contracción del músculo liso visceral. Dicho movimiento muscular puede deberse a una infección o a la presencia de un obstáculo que impide el tránsito normal de los contenidos de la víscera. Muchas veces los cólicos desaparecen con la evacuación, aunque también es posible recurrir a fármacos que minimizan los espasmos dolorosos.

Se llama cólico biliar al dolor que se genera cuando la vesícula biliar se distiende debido a la presencia de cálculos (piedras) que obstruyen el conducto cístico. Este dolor suele ser intenso pero intermitente. Para revertir el cuadro se apela a una laparoscopía que permite extirpar la vesícula biliar o a una litotricia extracorpórea por ondas de choque que disuelve los cálculos.

Cuando los cálculos se encuentran en el conducto que se extiende entre el tracto urinario y los riñones, se produce un cólico renal (también llamado cólico nefrítico).

El cólico del lactante, por último, es un trastorno de origen incierto que suelen experimentar los bebés y que se caracteriza por un llanto intenso que se extiende varias horas al día.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2016.
Definicion.de: Definición de cólicos (https://definicion.de/colicos/)
Top