Definición de concurrente

El adjetivo concurrente se utiliza para calificar a aquel o aquello que concurre: que se junta o coincide con otro u otros en el mismo sitio y/o momento. Concurrir también puede referirse a la contribución de una cierta cantidad para un fin.

Concurrente

Por ejemplo: “Los concurrentes se mostraron disgustados con el artista porque solamente cantó cinco temas”, “El escándalo se desató cuando un concurrente se levantó y comenzó a insultar al diputado”, “El financiamiento será realizado por el gobierno provincial y el municipio de forma concurrente”.

La idea de concurrente suele usarse para nombrar a las personas que concurren a un lugar para asistir a un evento. Todos los integrantes del público reunido en un estadio para disfrutar un concierto de rock, por citar un caso, son concurrentes al acontecimiento en cuestión.

Aquellos elementos que coinciden entre sí o en un mismo espacio también se nombran como concurrentes. En este sentido la noción aparece con frecuencia en el ámbito de la geometría.

Se denomina rectas concurrentes a aquellas que se hallan en un mismo plano y que tienen un punto en común. Las rectas concurrentes, por lo tanto, atraviesan un mismo punto. Esta particularidad las diferencia de las rectas paralelas, que son equidistantes entre sí y no disponen de puntos en común. En concreto, se habla de rectas concurrentes cuando hay tres o más rectas que atraviesan un mismo punto; si solo son dos rectas, se las señala como rectas perpendiculares o rectas secantes, según el caso.

En numerosos polígonos podemos encontrar líneas concurrentes. Así, se hallan en cuadriláteros, círculos, elipses, hexágonos, polígonos regulares e incluso triángulos. En concreto, en estos últimos nos podemos topar con varios tipos de aquellas como son las siguientes:
-Las mediatrices, que son las perpendiculares que salen de los puntos medios de cada lado del triángulo y que coinciden en lo que se conoce como circuncentro.
-Las alturas, que se trazan desde lo que es cada vértice y que coinciden en el llamado ortocentro.
-Las medianas, que vienen a “unir” lo que es cada vértice con el punto medio del lado opuesto. Vienen a coincidir las existentes en lo que se conoce como centroide.
-Las bisectrices, que parten desde cada vértice y vienen a “bisecar” lo que es el ángulo que está asociado. Su punto de unión es el incentro.

Los vectores concurrentes, por otra parte, son aquellos que pasan por un mismo punto. Al atravesar este punto, dan lugar a un ángulo: por eso los vectores concurrentes también se conocen como vectores angulares.

Además de todo lo expuesto, no podemos pasar por alto el hecho de que en el ámbito de la informática también se utiliza el término concurrente que ahora nos ocupa. En ese caso, se hace mención a lo que se denomina computación concurrente, que viene a definir a la capacidad de simultaneidad en lo que es la ejecución de distintas tareas de tipo interactivo. Tareas que se pueden ejecutar en varios procesadores, en una sola unidad, en una red de ordenadores…

De la misma manera, en relación a ese tipo de computación, tenemos que subrayar la existencia también de lo que se da en llamar edición concurrente. Este término se emplea para definir la situación que se produce cuando dos o más usuarios diferente proceden a editar un documento o lo que es un mismo campo de datos.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2016. Actualizado: 2018.
Definicion.de: Definición de concurrente (https://definicion.de/concurrente/)

Buscar otra definición