Definición de congelación

La congelación es el proceso y el resultado de congelar: hacer que un líquido se vuelva sólido por la acción del frío. Este verbo también se refiere a almacenar alimentos, medicamentos u otros elementos a una temperatura muy baja para que se mantengan en buenas condiciones; a dañar un tejido o un sistema por el frío; o a detener o suspender algo de manera temporal o indefinida.

Congelación

La idea de congelación, derivada del latín congelatio, suele referirse al procedimiento que convierte el agua en hielo, una particularidad que permite la conservación de distintos productos.

Cuando algo se somete a la congelación, se interrumpe el desarrollo de procesos enzimáticos y bacteriológicos. De esta manera se logra a aquello que está congelado no sufra alteraciones y pueda mantener su estado o calidad.

Tomemos el caso de un trozo de carne vacuna. Si dicha carne permanece a temperatura de ambiente, es probable que en unas pocas horas se eche a perder por la proliferación de microorganismos. Esa misma carne almacenada en una heladera (nevera), puede mantener su buen estado durante tres o cuatro días. En cambio, si la carne es introducida en un congelador o freezer para someterla a la congelación, su durabilidad se extenderá a varios meses.

Se llama criopreservación, por otra parte, a la técnica que se basa en la congelación de los tejidos o las células a muy baja temperatura para detener la actividad biológica.

En el lenguaje coloquial, la congelación puede aludir a cualquier interrupción o detenimiento de un proceso o factor. Por ejemplo: “El gobierno anunció la congelación de la tarifa de electricidad por cuatro meses”, “La congelación de los salarios en este contexto de inflación causa mucho daño a los trabajadores”.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2016.
Definicion.de: Definición de congelación (https://definicion.de/congelacion/)

Definiciones Relacionadas