Definición de consonante

Consonante, que proviene del vocablo latino consŏnans, es un adjetivo que se utiliza para señalar una voz respecto a otra diferente que tiene idéntica consonancia. Para la fonética, consonante es el sonido que, en el momento de ser pronunciado, produce una interrupción del flujo de aire que se expira o genera un achicamiento del conducto vocal que hace que el sonido salga con fricación.

Consonante

La noción de consonante, por otra parte, suele utilizarse para nombrar a la letra consonante, que es el signo que permite representar, de forma gráfica, un sonido y una articulación de carácter consonántico. Las letras del alfabeto latino pueden dividirse en vocales (A, E, I, O, U) y en consonantes (B, C, D, F, G, H, J, K, L, M, Ñ, P, Q, R, S, T, V, W, X, Y, Z).

Por ejemplo: “La maestra empezó a enseñarnos las consonantes”, “A veces confundo las reglas ortográficas vinculadas a ciertas consonantes, como M-B o N-V”, “Los niños primero aprenden a reconocer las vocales y después, las consonantes”.

Ciertas características particulares permiten clasificar a las consonantes desde el punto de vista fonético, como el modo de fonación (según cómo vibran las cuerdas vocales), el
modo de articulación (cómo se obstruye el paso del aire), el punto de articulación (dónde tiene lugar dicha obstrucción) y la longitud (cuánto dura la pronunciación).

Nos encontramos, por tanto, con el hecho de que las consonantes pueden clasificarse en dos grandes grupos como son las obstruyentes, en las que al pronunciarse se produce una obstrucción de la salida del aire, y las sonantes, que son aquellas en las que no hay obstrucción.

A su vez, las obstruyentes se pueden catalogar en tres tipos básicamente. En primer lugar estarían las consonantes oclusivas o explosivas, las africadas y las fricativas. Ejemplos de estas tres modalidades serían la p, la ch, y la f respectivamente.

En el caso de las consonantes sonantes también podemos determinar que estas cuentan con su propia clasificación. De esta manera nos encontramos con tres tipologías claramente delimitadas:
Líquidas. Son las consonantes que se conocen por ser las más parecidas del abecedario a la vocales. Tienen dos modalidades: laterales, al pronunciarse el aire se escapa por uno o por los dos lados de la lengua, y vibrantes.
Nasales. Se dan en llamar así porque al pronunciarse el aire pasa a través de la raíz como consecuencia de que se produce en parte una oclusión de la boca. Dos consonantes que son un perfecto ejemplo de esta tipología son la m y la n.
Aproximantes. Muy parecidas a las consonantes fricativas son estas que tienen como principal diferencia el hecho de que se pronuncian sin tanta obstrucción como aquellas.

Las consonantes pulmonares, en base al aire que impulsan los pulmones a la hora de pronunciarlas, es otra de las tipologías más frecuentes que se utilizan para clasificar a las consonantes en general.

En el ámbito de la música, consonante es aquello que crea una consonancia. Este concepto se utiliza para nombrar a la particularidad de los sonidos que, cuando se oyen de forma simultánea, provocan un efecto agradable.

Consonante, por último, es lo que tiene un vínculo de semejanza o conformidad con otra cosa con la que cuenta correlación y correspondencia.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2011. Actualizado: 2012.
Definicion.de: Definición de consonante (https://definicion.de/consonante/)
Top