Definición de contabilidad administrativa

Antes de proceder a explicar el significado del término contabilidad administrativa, se hace necesario determinar su origen etimológico. En este sentido, tendríamos que exponer que emana del latín:
• Contabilidad, es fruto de la suma de varios componentes latinos: el prefijo “con-“, que significa “globalmente”; el verbo “putare”, que es sinónimo de “calcular”; “bilis”, que se emplea para decir “que puede”; y el sufijo “-dad”, que indica “cualidad”.
• Administrativa, también emana del latín. En concreto es una derivación de “administrativus”, que venía a significar “relativo a la jefatura”. Es un vocablo que se encuentra conformado por las siguientes partes: el prefijo “ad-“, que indica “hacia”; la palabra “minister”, que es sinónimo de “sirviente”; y el sufijo “-ivo”, que se emplea para dejar patente “una relación pasiva o activa”.

Contabilidad administrativa

La ciencia y técnica cuyo objetivo es brindar información para la toma de decisiones económicas recibe el nombre de contabilidad. Los contadores estudian el patrimonio de empresas, entidades o personas y reflejan los resultados en un estado contable o estado financiero.

Administrativo, por su parte, es un adjetivo que refiere a lo perteneciente o relativo a la administración. Este concepto (administración) está vinculado al funcionamiento, la estructura y el rendimiento de una organización.

Se conoce como contabilidad administrativa al tipo de contabilidad que se centra en las necesidades informativas de los diversos niveles administrativos. Esta contabilidad busca generar informes internos para que la administración de la entidad pueda desarrollarse con eficiencia.

Además de todo lo expuesto, se hace necesario establecer otra serie de señas de identidad de la contabilidad administrativa:
• Da información tanto interna como externa de la empresa.
• Es llevada a cabo fundamentalmente de cara a que los dueños o directivos de la empresa en cuestión puedan tomar decisiones de la manera más eficaz y efectiva posible. De ahí que se requiera que los informes que se elaboran al respecto sean rápidos, concisos y detallados.
• Está muy centrada en detalles relativos a los distintos departamentos que dan forma a una entidad, a los inventarios, a los equipos que se poseen, a las actividades de las diferentes áreas…
• Se basa en una gran variedad de informaciones así como, por supuesto, en los datos contables.

El contador de la empresa se encarga de diseñar, realizar y presentar los informes de la contabilidad administrativa. Estos informes no suelen trascender las puertas de la empresa: es decir, sólo son utilizados por los gerentes, propietarios o responsables de la compañía para evaluar el desarrollo de los negocios de acuerdo a las políticas y los objetivos establecidos con anterioridad.

La contabilidad administrativa, por lo tanto, permite comparar los resultados de la empresa en el pasado con aquellos obtenidos en el presente. Para esto se utilizan diversas herramientas de control. Los resultados de la contabilidad administrativa también permiten planificar y prever el futuro de la firma.

A diferencia de la contabilidad financiera, la contabilidad administrativa no está regulada por reglamentos o normas ya que sus resultados son de uso interno y sirven para la toma de decisiones en el seno de una entidad.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2012. Actualizado: 2014.
Definicion.de: Definición de contabilidad administrativa (https://definicion.de/contabilidad-administrativa/)
Top