Definición de costo de producción

Para poder conocer el significado del término costo de producción, se hace necesario, en primer lugar, descubrir el origen etimológico de las dos palabras que le dan forma:
-Costo, en primer lugar, proviene del latín. Exactamente emana del verbo “constare”, que es sinónimo de “cuadrar”.
-Producción, en segundo lugar, también tiene su origen en el latín. En su caso, procede de “productio, productionis” que puede traducirse como “prolongación”. Es fruto de la suma de dos componentes: el verbo “producere”, que significa “llevar adelante”, y el sufijo de acción “-ion”.

Costo de producción

El costo es el expendio económico que se lleva a cabo para comprar o mantener un servicio o un producto. El concepto de producción, por su parte, alude a la acción de producir (elaborar, fabricar, originar).

Con estas ideas en claro, podemos avanzar en la definición de costo de producción. Se trata del conjunto de los gastos que son necesarios para producir un servicio o un bien. El costo de producción, por lo tanto, está formado por todas las inversiones que una empresa debe realizar para seguir en funcionamiento y producir aquello que comercializa.

Una compañía registra ganancias cuando los ingresos que obtiene son mayores que su costo de producción. Si un fabricante de calzado tiene un costo de producción mensual de 200.000 pesos y logra ingresos de 500.0000 en el mismo periodo, habrá conseguido un beneficio bruto de 300.000 pesos.

En cambio, si los ingresos son inferiores al costo de producción, la empresa registrará pérdidas. Retomando el ejemplo anterior, si el fabricante mantiene el mismo costo de producción (200.000 pesos) pero consigue ingresos de apenas 150.000, no habrá obtenido ganancias: por el contrario, tiene pérdidas de 50.000 pesos.

Los costos de producción pueden ser costos fijos (que se mantienen estables ante los cambios en el nivel productivo) o costos variables (cambian a medida que se altera el volumen de producción). El alquiler de un edificio u oficina, la mano de obra, las materias primas, el pago de la electricidad y los impuestos forman parte del costo de producción de una empresa.

Además de todo lo indicado, tenemos que establecer que dentro de los costos de producción hay otros dos tipos claramente diferenciados. Nos estamos refiriendo a los siguientes:
-Costos directos, que son los que se encuentran vinculados y relacionados con cada artículo que se produce. Ejemplo de estos sería el dinero que cuesta comprar la materia prima con la que se crea.
-Costos indirectos, que son los que no repercuten de forma directa sobre ese artículo. Ejemplos de este tipo de costos de producción son tanto los sueldos de los trabajadores del área administrativa de la empresa hasta el coste del alquiler del local donde se sitúa esa.

Para poder llevar a cabo el mejor control y gestión de los citados costos de producción hay que tener no solo una adecuada planificación de los mismos sino también disponer de herramientas informáticas, programas, para poder tener el mejor seguimiento de los mismos.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2017. Actualizado: 2019.
Definicion.de: Definición de costo de producción (https://definicion.de/costo-de-produccion/)

Buscar otra definición