Definición de cutícula

Para poder conocer el significado del término cutícula es necesario descubrir su origen etimológico. En este caso, podemos exponer que se trata de un cultismo que deriva del latín, exactamente de “cuticula”, que puede traducirse como “pielecilla”. Palabra esta que es fruto de la suma de dos elementos diferenciados:
-El sustantivo “cutis”, que es sinónimo de “piel”.
-El sufijo “-ula”, que se emplea como diminutivo.

Cutícula

El término cutícula tiene varios usos. Las primeras acepciones que señala la Real Academia Española (RAE) en su diccionario aluden a una película (la piel más fina y delicada) y a la epidermis (el epitelio que recubre el cuerpo de las personas y los animales o la membrana que cubre las hojas y el tallo de ciertas plantas).

La idea de cutícula, en este marco, puede referirse a distintas estructuras del cuerpo humano. Por lo general se vincula al eponiquio de la uña: una franja de piel que llega hasta donde empieza el cuerpo ungueal (la estructura córnea, de gran dureza, que llamamos uña).

A la hora de poder presumir de una manicura perfecta, son muchos los hombres y las mujeres que no dudan en proceder a cortarse las cutículas. En este caso, hay que exponer que es algo no recomendable por varias razones:
-Cortarse aquellas es una manera de facilitar que las bacterias lleguen a penetrar en las uñas.
-Se pueden producir distintos tipos de infecciones en las uñas como, por ejemplo, hongos.

Para poder tener las cutículas en buen estado lo que se recomienda es cuidarlas colocando un paño después de lavarse las manos o haberse duchado. De la misma manera, se indica que es necesario ponerse en manos de profesionales de la manicura para no cometer acciones que puedan causar un gran daño a ese tipo de piel. Y eso sin olvidar que hay que optar por limarlas y pulirlas de la forma adecuada y usando los artículos establecidos para ello.

En el pelo también es posible reconocer una cutícula. Así se denomina a la capa externa del cabello, transparente y dura, que se forma a partir de la queratinización de las células muertas. Esto genera escamas que, al superponerse entre sí, crean la cutícula.

Los artrópodos y los nematodos, por su parte, cuentan con otra estructura denominada cutícula. En este caso, es una capa impermeable y de cierta dureza que segrega la epidermis y brinda protección.

En el ámbito de la botánica, la cutícula es una membrana compuesta por una capa celular. Esta membrana cerosa brinda protección a la planta que, pese a estar expuesta a las condiciones atmosféricas, no se reseca. Además protege al ejemplar de los hongos y las bacterias.

La cutícula de las plantas se divide en una capa interna formada por ceras y por una macromolécula llamada cutina; una capa media donde la cutina está embebida en las ceras; y una capa externa hecha por las ceras.

Asimismo, no podemos pasar por alto la existencia de las cutículas en los hongos y en las setas. Es una capa externa de lo que se conoce como cuerpo de fruta.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2017. Actualizado: 2019.
Definicion.de: Definición de cutícula (https://definicion.de/cuticula/)

Buscar otra definición