Definición de debilidad

La noción de debilidad, procedente del vocablo latino debilĭtas, refiere a la escasez o la ausencia de fuerza, energía o poder. De acuerdo al contexto, el término puede emplearse de distintos modos.

Debilidad

Por ejemplo: “Comencé a sentir una extraña debilidad en mis piernas y decidí consultar a un médico”, “Los niños que tienen problemas alimenticios padecen debilidad y no pueden rendir en la escuela”, “La lesión del escolta acentuó aún más la debilidad del equipo local”.

Cuando una persona no tiene fuerza en sus músculos, experimenta debilidad muscular, también conocida como miastenia. Las causas de este trastorno son diversas: un nivel reducido de potasio en las células musculares, una enfermedad musculoesquelética, etc.

La debilidad muscular puede calificarse como percibida cuando un individuo siente que debe hacer un esfuerzo grande para realizar cada acción. La debilidad muscular verdadera, en cambio, aparece cuando los músculos ejercen una fuerza inferior a la esperada.

La idea de debilidad mental, por otra parte, alude a una discapacidad intelectual de carácter leve. En la antigüedad el concepto se empleaba para describir una amplia gama de problemas mentales, aunque ahora su uso es mucho más acotado.

Una debilidad también puede ser simbólica o subjetiva. Un periodista deportivo puede afirmar que la debilidad de un equipo de fútbol es su defensa ya que considera que se trata del sector más vulnerable del conjunto.

Cuando alguien siente afecto, predilección o pasión por algo, por último, se dice que tiene debilidad por ello: “Las pastas son mi debilidad”, “Soy un hombre bastante severo, pero mi sobrina es mi debilidad”, “La debilidad de mi padre son los postres”.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2017.
Definicion.de: Definición de debilidad (https://definicion.de/debilidad/)