Definición de miastenia

Se denomina miastenia a la debilidad de los músculos. Un músculo, en tanto, es un órgano formado mayormente por fibras contráctiles.

Miastenia

La miastenia grave, también llamada miastenia gravis, es una enfermedad autoinmune: es decir, provocada por un fallo del sistema inmunitario. En este caso, el sistema inmune produce anticuerpos que bloquean y modifican las señales nerviosas que deben llegar a los músculos esqueléticos.

Con la miastenia grave, de este modo, la persona sufre el debilitamiento de ciertos músculos voluntarios. El trastorno puede afectar a los músculos de la masticación y del habla; a aquellos que controlan los párpados y el movimiento ocular; o a los que se vinculan con la respiración, por ejemplo.

Por lo general la miastenia grave se inicia con una pérdida de fuerzas que se revierte con el descanso. Sin embargo, una vez que el afectado retoma la actividad física, reaparece. De este modo, la miastenia gravis se hace presente cada vez que el sujeto está activo.

Una crisis miasténica es una situación de riesgo donde la debilidad muscular se exacerba. Puede aparecer asociada a una insuficiencia respiratoria que amenaza la vida del paciente.

Es importante tener en cuenta que la miastenia grave puede tratarse con fármacos que reducen la producción de anticuerpos anormales y que facilitan la comunicación entre los nervios y los músculos. El individuo además debe recibir apoyo psicológico ya que la dificultad para ejecutar accionar cotidianas resulta frustrante.

Los síndromes miasténicos congénitos, por otra parte, son un conjunto variado de enfermedades de origen genético. Como en el caso de la miastenia grave, se deben a un trastorno en la transmisión neuromuscular.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2019.
Definicion.de: Definición de miastenia (https://definicion.de/miastenia/)

Buscar otra definición