Definición de autodidacta

ESCUCHAR

Autodidacta es un término que procede del vocablo francés autodidacte, que a su vez deriva del griego autodidaktos. Se trata de un adjetivo que se utiliza para calificar a quien se educa o capacita por sí mismo.

De acuerdo al diccionario de la Real Academia Española (RAE), autodidacta también puede usarse como sustantivo. Un autodidacta es un individuo que, sin recurrir a la asistencia de un docente ni al servicio educativo de una institución, desarrolla un proceso de aprendizaje que impulsa por su propia cuenta.

Aprendizaje

Un individuo autodidacta aprende por su propia cuenta.

Características de alguien autodidacta

Una persona autodidacta tiene, como rasgo principal, el deseo de aprender. Aquel que es autodidacta no está obligado a instruirse, como ocurre con quien tiene que completar la educación obligatoria, por ejemplo. La intención de capacitarse surge por su voluntad, ya sea por el placer de cultivarse o con el afán de progresar.

Más allá de esta motivación, el autodidacta tiene que ser responsable y constante. Al no contar con la vigilancia o el control de un profesor, debe plantearse ciertos objetivos como obligatorios y cumplirlos pese a que no exista un castigo si no lo hace. De lo contrario, es probable que no avance en el aprendizaje.

En cuanto a la constancia, es esencial para no abandonar la formación en el medio del camino. Resulta clave “forzarse” a dedicar una cierta cantidad de tiempo diaria o semanal al estudio y/o a la práctica y mantener esa rutina aun cuando surjan dificultades o adversidades.

Formación

La responsabilidad y la constancia son claves en el aprendizaje autodidacta.

Puede servirte: Motivación

Ventajas de aprender por cuenta propia

El aprendizaje autodidacta ofrece varios beneficios. La primera ventaja es la libertad para gestionar los horarios: no hay que atarse a una agenda fija, sino que es posible acomodar las actividades de acuerdo a la conveniencia de cada uno. Un día es posible estudiar a la mañana y al siguiente, a la tarde o a la noche. Las jornadas de descanso, asimismo, quedan a consideración del estudiante.

La formación autodidacta, por otra parte, avanza según el ritmo del aprendiz. No hay que ajustarse a exigencias externas, con lo cual se puede dedicar el tiempo necesario a cada paso o etapa.

Otro punto a favor de este tipo de educación es que no está atada a un espacio físico. Por lo general no es necesario acudir a un sitio para aprender. Gracias a Internet, hoy una computadora o un teléfono son elementos suficientes para acceder a millones de contenidos educativos, muchos de ellos de carácter gratuito.

Ver también: Aprendizaje

Problemas del aprendizaje autodidacta

El inconveniente más común a la hora de aprender de forma autodidacta es la falta de una tutela o tutoría. Sin un maestro, profesor o tutor, puede ser difícil evacuar dudas o superar obstáculos pedagógicos.

En la misma línea, se vuelve complejo evaluar el nivel alcanzado o determinar la validez de los conocimientos adquiridos. No existe una figura de autoridad que se encargue de juzgar si la persona está aprendiendo, o si su aprendizaje es el correcto.

En muchos casos, a su vez, certificar el aprendizaje autodidacta no es posible. Alcanzar un título o un diploma reconocido a nivel oficial gracias a una formación de esta clase es infrecuente.

Sigue en: Validez

Cómo citar este artículo

Pérez Porto, J. (5 de octubre de 2022). Definición de autodidacta - Qué es, Significado y Concepto. Definicion.de. Recuperado el 29 de noviembre de 2022 de https://definicion.de/definicion-de-autodidacta/

Buscar otra definición

x



Búsquedas sugeridas:

tutela obstáculo descanso rutina ventaja software educativo deseo complejo