Definición de dióxido de carbono

Un dióxido es un óxido (un compuesto que surge de la combinación del oxígeno con un metal o un metaloide) que presenta dos átomos de oxígeno en su molécula. El carbono, por su parte, es el elemento químico cuyo número atómico es 6.

Dióxido de carbono

Se llama dióxido de carbono al gas que se forma cuando se combina un átomo de carbono y dos átomos de oxígeno: CO2. Este gas, que provoca el denominado efecto invernadero, es generado por la combustión de distintos materiales, por la fermentación de azúcares, por la descomposición de sustancias orgánicas y por la respiración de los seres aerobios, por ejemplo.

El dióxido de carbono se encuentra presente en la atmósfera del planeta Tierra en una concentración que varía de acuerdo a la época del año y a otros factores. El incremento de la concentración del CO2 en la atmósfera contribuye al mencionado efecto invernadero y, por lo tanto, al calentamiento global.

Ese aumento del dióxido de carbono en la atmósfera comenzó a intensificarse a partir de la Revolución Industrial. Las máquinas y los vehículos que queman combustibles fósiles producen el dióxido de carbono que luego se acumula en la atmósfera.

Cabe destacar que el dióxido de carbono, en sus diversas formas, tiene múltiples usos. Las gaseosas (también llamadas refrescos, sodas o bebidas carbonatadas) logran su efervescencia gracias a la inclusión del dióxido de carbono.

Por otro lado, el dióxido de carbono en estado sólido, conocido como nieve carbónica o hielo seco, se emplea como refrigerante y como agente extintor de incendios. A diferencia del hielo tradicional, no genera humedad al sublimarse.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2017.
Definicion.de: Definición de dióxido de carbono (https://definicion.de/dioxido-de-carbono/)
Top