Definición de

Huella de carbono

La huella de carbono es un dato que revela el nivel de gases de efecto invernadero (GEI) que una cierta actividad desarrollada por el ser humano emite de forma directa o indirecta. Se trata de un indicador ambiental que suele expresarse a través de la unidad de medida conocida como CO2 equivalente, que convierte mediante una fórmula todos los GEI a un valor que equivale al del dióxido de carbono.

Puede afirmarse que la huella de carbono refleja el impacto que tiene una determinada acción en el medio ambiente, centrándose en los efectos que genera en lo referente al cambio climático o más precisamente al calentamiento global. A medida que crece esta huella, aumenta también la influencia negativa del acto en cuestión sobre la atmósfera.

Emisiones de GEI

La reducción de emisiones gracias a una transición energética contribuye a minimizar la huella de carbono.

Si tienes poco tiempo, revisa el índice o el resumen con los puntos clave.

Acerca de la huella de carbono

Para comprender con exactitud qué es la huella de carbono, deben analizarse varios conceptos. En principio hay que indicar que una huella puede ser una impresión, un rastro o un indicio.

El carbono, en tanto, es un elemento químico de presencia abundante en la atmósfera, los minerales y los seres vivos, de una enorme relevancia biológica y pilar de la llamada química orgánica. La unión de un átomo de carbono y dos átomos de oxígeno da lugar al dióxido de carbono (CO2), uno de los gases de efecto invernadero.

Estos gases, entre los cuales también se encuentran el óxido nitroso (N2O) y el metano (CH4), emiten y absorben radiación infrarrojo, con lo cual promueven el efecto invernadero.

En este punto hay que considerar que los rayos del sol, al llegar al planeta Tierra, atraviesan la atmósfera. De estos rayos, una parte calienta el suelo y otra es reflejada y vuelve al espacio. Sin embargo, con la acumulación de los GEI en la atmósfera, la radiación solar queda retenida y ya no sale, favoreciéndose así un incremento de la temperatura terrestre.

El uso de un combustible fósil -como el petróleo, el carbón y el gas natural– a nivel industrial y en los vehículos provoca emisiones de dióxido de carbono y otros GEI y, por lo tanto, causa un impacto ecológico que puede expresarse a través de la huella de carbono.

A modo de resumen, puede decirse que las actividades humanas que emiten GEI contribuyen al efecto invernadero y, por consiguiente, impulsan el calentamiento global. La huella de carbono es un modo de cuantificar esa secuela.

Árbol

La reforestación permite una compensación de carbono.

Cómo se calcula

La huella de carbono se calcula procediendo a la multiplicación del dato de consumo por su factor de emisión, que varía según la actividad, la clase de energía o el combustible empleado. Para expresarla como CO2 equivalente, se multiplica la masa del gas por el potencial de calentamiento global (conocido como GWP debido a la expresión inglesa global warming potencial).

Este parámetro establece una comparación entre el poder de calentamiento que dispone una masa de un GEI con el poder de calentamiento de esa misma masa de dióxido de carbono. El CO2 equivalente se mide en toneladas.

Es importante mencionar que la medición de la huella de carbono puede tener como base distintos estándares internacionales. Más allá de las operaciones aplicadas, existen calculadoras que permiten ingresar información y obtener automáticamente como resultado la huella de carbono. Incluso la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha desarrollado una de estas calculadoras de huella de carbono que pueden usarse online de manera gratuita.

Movilidad sostenible

Apostar por la movilidad sostenible (como las bicicletas) y el consumo de producción local son medidas que reducen la huella de carbono.

Tipos de huella de carbono

A fines analíticos, se distinguen varios tipos de huella de carbono. La huella de carbono personal, por ejemplo, examina los hábitos de consumo individuales considerando el uso de medios de transporte, la calefacción del hogar y la alimentación, entre otros factores.

La huella de carbono de producto, en tanto, analiza las emisiones de GEI vinculadas a la producción y la utilización de un bien. Contempla desde la obtención de las materias primas necesarias para la elaboración hasta el modo de empleo por parte del comprador, pasando por el proceso productivo en sí mismo y el transporte.

La huella de carbono corporativa, a su vez, recopila todas las emisiones de GEI vinculadas al funcionamiento de una empresa.

Por otro lado, las emisiones de GEI también se tipifican de acuerdo a sus características. Las emisiones directas son aquellas que se realizan en el mismo lugar de desarrollo de la actividad y por parte de la propia persona o compañía. Un sujeto es responsable de emisiones directas de GEI al encender y utilizar un automóvil cuyo motor funciona con gasolina o nafta.

Las emisiones indirectas, por el contrario, tienen su origen en una fuente que no posee ni controla el individuo o la entidad. Cuando una empresa adquiere una materia prima, no genera una emisión con esa operación, aunque la extracción y el traslado de esa materia prima sí pueden haber provocado emisiones.

Medidas para reducirla

Pueden tomarse múltiples medidas para lograr una reducción de la huella de carbono. En el caso de los individuos, minimizar el consumo a nivel general es la alternativa más efectiva y de mayor alcance.

Desconectar los aparatos que no están en uso, elegir electrodomésticos con eficiencia energética elevada, trasladarse en bicicleta y privilegiar el transporte público sobre el vehículo privado son otras decisiones positivas para el medio ambiente. Elegir alimentos de proximidad y de estación, asimismo, ayuda a acotar las emisiones de GEI asociadas a los medios de locomoción y al uso de cámaras de refrigeración en la industria alimentaria.

Para las empresas, el impulso de la economía circular, la optimización de la cadena de suministro y el uso de energía verde son acciones que reducen la huella de carbono.

Cómo citar este artículo Julián Pérez PortoPublicado por Julián Pérez Porto, el 26 de octubre de 2023. Huella de carbono - Qué es, tipos, definición y concepto. Disponible en https://definicion.de/huella-de-carbono/
Buscar otra definición
x