Definición de disartria

El origen etimológico de disartria se halla en un vocablo griego compuesto formado por los términos dys- (“dis-”) y árthron (“articulación”). Dicho vocablo pasó al latín científico como dysarthria, que llegó a nuestra lengua como disartria.

Disartria

La disartria es una condición médica que alude a un problema para articular las palabras. Esta problemática aparece con ciertas enfermedades nerviosas y suele vincularse a lesiones del sistema nervioso (periférico o central).

A diferencia de la afasia, la disartria no es una alteración del lenguaje: se trata de una dificultad en el habla. El individuo que padece disartria no logra articular los fonemas de manera adecuada.

El paciente, en este contexto, puede expresarse con voz forzada y registrar alteraciones en el volumen y el tono del habla. Además, debido a la articulación deficiente, puede emitir sonidos que no existen en su lengua y presentar una respiración irregular durante el proceso comunicativo.

De acuerdo a su causa, es posible diferenciar entre múltiples tipos de disartria. La disartria cerebelosa, por ejemplo, surge por un problema en el cerebelo. La disartria bulbar, por su parte, se relaciona a un daño en el bulbo raquídeo, mientras que la disartria pseudobulbar está asociada a lesiones en las vías que unen el bulbo raquídeo con la corteza cerebral. Otra clase de disartria es la disartria parkinsoniana, una consecuencia del mal de Parkinson.

El tratamiento de la disartria suele incluir la participación de fonoaudiólogos, fisioterapeutas, neurólogos y otros especialistas. Por lo general se busca el fortalecimiento de los músculos que intervienen en el habla y lograr una mejora en la capacidad respiratoria, entre otras cosas.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2017.
Definicion.de: Definición de disartria (https://definicion.de/disartria/)