Definición de disfrutar

El verbo disfrutar hace referencia a complacerse, recrearse o deleitarse con las bondades de algo. Quien disfruta experimenta bienestar, alegría o felicidad. Por ejemplo: “Mañana voy a disfrutar una rica cena en la casa de mi tía Edith”, “¿Están preparados para disfrutar las mejores vacaciones de sus vidas?”, “Tengo tantas preocupaciones que no consigo disfrutar de mi tiempo libre”.

Disfrutar

Disfrutar suele ser uno de los objetivos del ser humano, en todos los contextos. Por lo general el disfrute se asocia al ocio, aunque es posible disfrutar en el trabajo, en la escuela, etc. Se trata de un efecto o de una consecuencia de una cierta actividad o actitud.

En definitiva, disfrutar implica obtener placer. Un joven puede disfrutar escuchando música electrónica, por citar un caso. Muchas personas disfrutan viendo eventos deportivos por TV, asistiendo al teatro, saliendo con amigos, compartiendo momentos en familia u observando un bello paisaje natural.

La idea de disfrutar también puede vincularse a tener una buena condición o aptitud: “No se preocupe, su hijo disfruta de muy buena salud”, “Nunca pensé que iba a disfrutar tanto la popularidad”, “Estoy disfrutando mucho el reconocimiento de mis pares”.

Existe una tendencia o creencia que lleva a los individuos a centrarse en el disfrute del presente. Muchas veces, las obligaciones cotidianas e incluso una cierta actitud hacen que la gente posponga la instancia de disfrutar, desplazándola hacia el futuro, mientras que en el día a día se limita a realizar actividades obligatorias y a subsistir. Filosofías y conceptos como el mindfulness y el hygge invitan a involucrarse de lleno con el presente y a comprometerse con las cosas simples para disfrutar plenamente la existencia.

La vida moderna se caracteriza por el ruido constante de publicidades y propuestas para estar a la moda, para formar parte del mundo. Los medios de comunicación intentan hacernos creer que si nos negamos a subirnos al tren de las tendencias, donde se encuentran la música, las series y las actividades de ocio consideradas divertidas, dejamos de existir. Nos dicen que para disfrutar debemos viajar a esta ciudad, o escuchar aquella lista de canciones, o mirar esa serie.

DisfrutarSi retomamos lo dicho en un párrafo anterior, el disfrute se asocia al placer, y la propia Real Academia Española lo afirma cuando define el verbo disfrutar como “sentir placer, gozar”. Pues si ahondamos un poco más en este significado, el placer es algo “físico o espiritual” que surge cuando hacemos o sentimos algo que nos gusta o que consideramos bueno.

Independientemente de nuestras creencias, casi todos coincidimos en que el ser humano no fue diseñado en un laboratorio, sino que su origen es natural, y, por lo tanto, esto se extiende al placer, al goce, al disfrute. ¿Podemos disfrutar todos los individuos del mismo estímulo, del mismo contenido? ¿No nos basta con nuestros sentidos para detectar y escoger aquello que nos causa placer? ¿Es posible disfrutar cada segundo del día?

Una vida tranquila y espontánea, en la cual cada paso representa el resultado de un descubrimiento al que llegamos desde el anterior, el disfrute puede ser mucho más significativo que en un catálogo donde nos indican la ruta a seguir desde que nos despertamos. De hecho, cuando nos acostumbramos a aceptar los consejos ajenos para organizar nuestra vida, perdemos poco a poco la intuición y ya no sabemos tomar decisiones.

El dinero es uno de los elementos que más atentan contra la capacidad de disfrutar. La aparente necesidad de adquirir productos y servicios para ser felices nos lleva a trabajar sin descanso y a ahorrar demasiado, sin detenernos a usar nuestro dinero cuando realmente lo deseamos.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2017. Actualizado: 2018.
Definicion.de: Definición de disfrutar (https://definicion.de/disfrutar/)

Buscar otra definición