Definición de divisas

El uso más habitual del término divisa se vincula a una moneda extranjera. Su significado, por lo tanto, depende de la posición del hablante. En Argentina, Chile y Uruguay, por citar tres casos, el dólar es una divisa. En Estados Unidos, en cambio, no lo es, ya que se trata de su moneda nacional. Esto quiere decir que ninguna unidad es una divisa en sí misma.

Divisas

Las divisas, en definitiva, son las monedas que forman parte de una soberanía monetaria diferente a la del país en cuestión. Retomando el ejemplo anterior, los gobiernos de Argentina, Chile y Uruguay no tienen injerencia sobre el dólar, no pueden aplicar políticas monetarias para incidir sobre él. Las autoridades estadounidenses, por el contrario, sí pueden modificar sus condiciones.

El valor de las divisas suele variar de acuerdo a las operaciones que se llevan a cabo en el mercado monetario internacional. De esta manera se establece el tipo de cambio, que es la relación entre una moneda nacional y una divisa. A finales de julio de 2018, para comprar un dólar en Argentina, había que entregar casi 28 pesos. El tipo de cambio de esta divisa en el territorio argentino, de este modo, era de unos 28 pesos por dólar.

Las divisas constituyen un componente muy importante de la economía. Para importar servicios y bienes, o para concretar inversiones en el exterior, se necesitan divisas (por lo general dólares o euros). Dichas divisas, a su vez, se consiguen gracias a las exportaciones y las inversiones extranjeras. De la relación entre las divisas salientes y las divisas entrantes depende el nivel de divisas disponible en un país.

En la actualidad, el mercado nos da la posibilidad de comprar y vender varios tipos de divisas a nivel internacional sin movernos de nuestro navegador de Internet. Más específicamente, los inversionistas de hoy en día suelen usar un mercado en línea llamado Forex; es importante señalar que su horario de atención tiene límites: permanece abierto durante cinco días a la semana.

DivisasPara ganar dinero a través de la compra y venta de divisas es necesario contar con ciertos conocimientos, en combinación con una buen intuición y, como en muchos otros casos, un poco de suerte. El primer paso para una transacción exitosa consiste en examinar el tipo de cambio para la divisa que nos interesa con base en la que deseamos vender, prestando especial atención a la fluctuación de sus valores en los últimos tiempos.

La fluctuación de los valores de las divisas es muy común, y puede tener lugar por muchas razones, como ser la inestabilidad del gobierno o incluso una catástrofe natural. Una vez comprendido todo esto, debemos elaborar una estrategia que se centre en la compra de divisas cuyo valor creamos que incrementará usando otras, cuyo valor creamos que disminuirá.

Sobra decir que en este tipo de operaciones existe siempre un riesgo proporcional a la magnitud de cada inversión, razón por la cual debemos estar convencidos antes de dar un paso. Una práctica muy común entre los inversionistas es el denominado “apalancamiento”, que consiste en pedir dinero prestado para hacer frente a la compra de nuevas divisas. Claro que esta apuesta suma al riesgo de perder dinero el de contraer una deuda considerable.

Aunque la compraventa de divisas puede parecer abrumadora al principio, dado que los potenciales beneficios son incalculables, no deberíamos aplacar nuestros deseos de convertirnos en inversores por el miedo a perder dinero. Por fortuna, en la mayoría de los mercados en línea tenemos la posibilidad de crear una cuenta para realizar simulaciones, la mejor manera de aprender hasta estar seguros de que podemos pasar “al mundo real”.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2017. Actualizado: 2018.
Definicion.de: Definición de divisas (https://definicion.de/divisas/)

Buscar otra definición