Definición de fluctuación

Del latín fluctuatĭo, la fluctuación es el acto y las consecuencias de fluctuar. Este verbo hace referencia a la oscilación (incrementar y reducir de manera alternada) o a vacilar. El concepto tiene distintas aplicaciones de acuerdo al contexto.

Fluctuación

En el campo de las finanzas, la fluctuación es la pérdida monetaria que se produce por la reducción de una determinada cantidad de mercancías o por la actualización del stock. Se trata de la diferencia entre lo que reflejan los libros de inventarios y la existencia real (física) de los bienes.

Se conoce como merma a la pérdida concreta y material de los productos, mientras que la fluctuación está vinculada al pérdida monetaria por dicha variación. La fluctuación refleja en dinero, por lo tanto, la diferencia entre lo que se tiene y aquello con lo que se debería contar de acuerdo a los inventarios.

Es posible distinguir dos grandes tipos de fluctuaciones. La fluctuación regular, también conocida como fluctuación cíclica, se produce cuando existen periodos estacionales (etapas de crecimiento se suceden a épocas de contracción). La fluctuación irregular, en cambio, está determinada por modificaciones que no son periódicas y que obedecen a alteraciones que no son habituales.

Los cambios en el mercado de divisas también se conocen como fluctuaciones. El concepto, en este caso, permite nombrar a las modificaciones en el valor de una moneda en comparación con otra u otras. Esta fluctuación suele depender de los bancos centrales de cada país, de las acciones políticas y del estado vigente del comercio internacional.

De la misma forma que el término fluctuación se utiliza en lo que es el ámbito económico y empresarial, también se hace uso del mismo en el sector de la Física. En este caso el concepto que nos ocupa se puede definir como la diferencia que existe entre lo que es el valor normal de un cantidad y su valor instantáneo.

Además de esa nueva acepción, la palabra que estamos abordando también forma parte de un término más amplio que se conoce con el nombre de fluctuación cuántica que se refiere al cambio en cuanto a energía que se da en un punto concreto del espacio y en un momento determinado y de forma temporal.

Este concepto último hay que decir que está estrechamente vinculado a lo que es el principio de incertidumbre, también conocido como relación de indeterminación de Heisenberg. En el año 1927 fue cuando el físico alemán que le da nombre procedió a formular aquel con el que se viene a dejar patente que es imposible medir de manera simultánea lo que son el momento lineal y la posición de una partícula.

Dicho principio hay que subrayar que se ha convertido en uno de los pilares básicos de la teoría cuántica. Tanto es así que además aquel, y en concreto su citado formulador, logró el Premio Nobel de Física en el año 1932.

Asimismo tampoco hay que olvidar que fluctuación es un concepto que se utiliza para definir el movimiento que experimenta un cuerpo al compás de lo que son las olas.

Se conoce como fluctuación, por último, al titubeo que lleva a que a una persona vacile y no resuelva una situación.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2009. Actualizado: 2012.
Definicion.de: Definición de fluctuación (https://definicion.de/fluctuacion/)