Definición de DNS

La sigla DNS proviene de la expresión inglesa Domain Name System: es decir, Sistema de Nombres de Dominio. Se trata de un método de denominación empleado para nombrar a los dispositivos que se conectan a una red a través del IP (Internet Protocol o Protocolo de Internet).

DNS

El DNS se encarga de vincular informaciones asociadas al nombre de dominio que se le asigna a cada equipo. De esta forma, hace que los identificadores binarios relacionados con los equipos adquieran nombres que resultan inteligibles para los seres humanos, facilitando su localización en la red.

El servidor DNS, en este marco, alberga una base de datos que guarda la información de los nombres de dominio. Habitualmente los protocolos DNS asignan un nombre de dominio a una dirección IP.

Supongamos que el sitio estoesunejemplo.com se encuentra en la dirección IP 214.25.205.146. El DNS relaciona ambos datos, permitiendo que los usuarios lleguen a la dirección IP en cuestión a través del nombre de dominio asignado.

Un sistema DNS se compone de tres elementos principales: los clientes dase 1 (el programa que genera una petición al servidor DNS para saber qué dirección IP corresponde a un nombre de dominio), los servidores DNS (encargados de resolver la petición del cliente fase 1) y las zonas de autoridad (los servidores DNS son responsables de una parte específica del nombre de dominio).

En el uso cotidiano, lo habitual es que el usuario no se comunique de manera directa con el servidor DNS ya que los nombres son resueltos por el navegador o por el cliente de correo. Cuando se necesita hallar un DNS, la petición es enviada al servidor DNS del sistema operativo, que busca la resolución en la memoria caché. Recién entonces, si no se encuentra la respuesta, la petición es enviada a un servidor DNS, que suele ser brindado por el proveedor de servicios de Internet (ISP).

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2017.
Definicion.de: Definición de DNS (https://definicion.de/dns/)
Top