Definición de domótica

En el latín es donde se encuentra el origen etimológico del término domótica. Exactamente podemos determinar que es fruto de la suma de varios componentes de dicha lengua:
-El sustantivo “domus”, que significa “casa”.
-El sufijo “-tica”, que se usa para indicar “relativo a”.

Domótica

Se denomina domótica al conjunto de técnicas y sistemas que permiten lograr la automatización de las diversas instalaciones de una casa.

La domótica no solo ayuda a incrementar el bienestar, sino que también brinda mayor seguridad y contribuye a ahorrar energía. A través de estos sistemas se pueden vincular los distintos servicios y las instalaciones de la vivienda y gestionarlos a distancia o automáticamente, incluso desde afuera del edificio.

Suele asociarse la domótica al concepto de casa inteligente. Sus herramientas permiten controlar la iluminación, la climatización y la seguridad del hogar a través de sensores, detectores, actuadores y redes de comunicación.

Mediante la domótica, por ejemplo, es posible programar un toldo para que se cierre de manera automática al detectar rayos solares. Con un termostato se puede encender o apagar la calefacción o el aire acondicionado, mientras que las luces también se pueden prender o apagar en un horario predeterminado (algo que permite, entre otras cosas, que la luz de la puerta de calle se encienda a la hora en la cual el dueño de casa suele llegar del trabajo).

En cuanto a la seguridad, la domótica posibilita instalar detectores de humo, agua, monóxido de carbono, calor y movimiento, protegiendo la vivienda de posibles incendios, inundaciones, escapes de gas o intrusos. Estos detectores se conectan a alarmas que dan aviso de algún incidente y también a cámaras de video que pueden seguirse a través de Internet.

De la misma manera, no podemos pasar por alto que otra de las ventajas más importantes de la domótica es que permite que cualquier persona sienta que esa casa es su verdadero hogar pues va a permitir que la vivienda esté adaptada a sus necesidades en cuanto a temperatura, iluminación, música, seguridad…

Eso sin pasar por alto que hoy gran parte de los dispositivos domóticos de un hogar se pueden controlar a distancia a través del teléfono móvil o de la tablet, por ejemplo. De ahí que se permita, por ejemplo, encender la calefacción cuando se va camino de aquel para que cuando se llegue haga una temperatura perfecta.

No obstante, no todo es beneficioso en cuanto a la domótica. También podemos establecer que existen algunos inconvenientes, entre los que hay que destacar los siguientes:
-Ponerla en un hogar lleva aparejado el tener que realizar una cuantiosa inversión. Y es que esa tecnología tiene un coste elevado.
-De la misma manera, hay que resaltar que cualquier avería en el sistema puede conseguir que la casa se quede absolutamente bloqueada en muchos aspectos.
-También requiere que todos los miembros de la casa se pongan al día del funcionamiento de los distintos dispositivos de domótica para poder usarlos de forma adecuada.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2017. Actualizado: 2019.
Definicion.de: Definición de domótica (https://definicion.de/domotica/)

Buscar otra definición