Definición de dragón

En el griego es donde se encuentra el origen etimológico del término dragón. Exactamente se halla en la palabra “drakón”, que puede traducirse como “dragón” o “serpiente”, y que luego llegaría hasta el latín para convertirse en “draco, draconis”.

Dragón

El término se refiere a una criatura fantástica con cuerpo de reptil y alas, que se caracteriza por su ferocidad y por su capacidad de expulsar fuego por la boca.

A lo largo de la historia, muchas culturas aludieron a los dragones, convirtiéndolos en protagonistas de mitos, leyendas y relatos. Las características que se le atribuyen a estos seres varían según la región: mientras que en el mundo occidental suelen ser alados, en los pueblos orientales por lo general carecen de alas.

Los dragones pueden ser presentados como monstruos agresivos que se enfrentan a héroes o dioses, pero también como guardianes que se encargan de custodiar determinados lugares o tesoros.

En este sentido, podemos establecer que existen dos tipos diferentes de dragones: los orientales y los europeos. Los primeros tienen, sobre todo, origen chino y los segundos surgieron a partir de las mitologías griegas así como de tradiciones del viejo continente.

Según del tipo de dragón que se trate y de su origen esa figura puede tener una u otra simbología. Así, por ejemplo, en la Edad Media en Europa el dragón era visto como un ser que venía a simbolizar el pecado y que se relacionaba con el Diablo.

No obstante, para los celtas, por ejemplo, era símbolo de divinidad de los bosques mientras que en la zona del Himalaya viene a representar lo que es la buena suerte.

El dragón galés, de color rojo, es uno de los más famosos. Presente en la bandera del país europeo, la leyenda cuenta que el dragón rojo logró vencer a un dragón blanco, símbolo del mal.

También es posible encontrar la presencia de dragones en la literatura. J. R. R. Tolkien, en “El hobbit”, incluye a Smaug, un dragón que debe ser derrotado por Bilbo Bolsón y los enanos para la recuperación de un tesoro.

Numerosas son las obras que giran en torno a los dragones. Buena muestra de eso es la saga cinematográfica de animación “Cómo entrenar a tu dragón”, cuya primera parte se estrenó en el año 2010. Viene a contar la historia de amistad que se establece entre un joven vikingo, Hipo, que quiere convertirse en guerrero y un dragón herido. Juntos conseguirán cumplir con sus objetivos e incluso superar los obstáculos y los prejuicios que la sociedad tiene establecidos, sobre todo, en relación a los citados dragones.

Es importante mencionar que, más allá de la mitología, se denomina dragón a un animal real: se trata de un reptil perteneciente a la orden de los saurios. De acuerdo al diccionario de la Real Academia Española (RAE), el dragón mide unos veinte centímetros y vive en árboles de regiones tropicales de Asia.

El dragón de Komodo, por último, es el nombre común de la especie Varanus komodoensis. Este lagarto puede medir hasta tres metros y pesar cerca de setenta kilogramos.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2017. Actualizado: 2019.
Definicion.de: Definición de dragón (https://definicion.de/dragon/)

Buscar otra definición