Definición de dragón

El vocablo griego drákōn llegó al latín como draco, que en nuestro idioma se convirtió en dragón. El término se refiere a una criatura fantástica con cuerpo de reptil y alas, que se caracteriza por su ferocidad y por su capacidad de expulsar fuego por la boca.

Dragón

A lo largo de la historia, muchas culturas aludieron a los dragones, convirtiéndolos en protagonistas de mitos, leyendas y relatos. Las características que se le atribuyen a estos seres varían según la región: mientras que en el mundo occidental suelen ser alados, en los pueblos orientales por lo general carecen de alas.

Los dragones pueden ser presentados como monstruos agresivos que se enfrentan a héroes o dioses, pero también como guardianes que se encargan de custodiar determinados lugares o tesoros.

El dragón galés, de color rojo, es uno de los más famosos. Presente en la bandera del país europeo, la leyenda cuenta que el dragón rojo logró vencer a un dragón blanco, símbolo del mal.

También es posible encontrar la presencia de dragones en la literatura. J. R. R. Tolkien, en “El hobbit”, incluye a Smaug, un dragón que debe ser derrotado por Bilbo Bolsón y los enanos para la recuperación de un tesoro.

Es importante mencionar que, más allá de la mitología, se denomina dragón a un animal real: se trata de un reptil perteneciente a la orden de los saurios. De acuerdo al diccionario de la Real Academia Española (RAE), el dragón mide unos veinte centímetros y vive en árboles de regiones tropicales de Asia.

El dragón de Komodo, por último, es el nombre común de la especie Varanus komodoensis. Este lagarto puede medir hasta tres metros y pesar cerca de setenta kilogramos.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2017.
Definicion.de: Definición de dragón (https://definicion.de/dragon/)
Top