Definición de

Economía planificada

La economía planificada es un sistema económico donde las decisiones más importantes vinculadas a la producción y la comercialización de productos y servicios son tomadas por el Estado. De este modo, el gobierno dirige el rumbo económico de manera directa, minimizando o anulando el rol del mercado.

Antes de avanzar, es importante indicar que economía es un concepto con varias acepciones. Puede aludir a los bienes que componen la riqueza de un grupo o una persona; a la administración adecuada de dichos bienes; o a la disciplina que analiza cuáles son los métodos que tienen mayor eficacia para lograr la satisfacción de las necesidades materiales a través de recursos que son escasos.

Lo planificado, en tanto, se vincula a la planificación: el diseño y la aplicación de un plan (un proyecto o modelo que apunta a alcanzar un cierto objetivo).

Riqueza

La economía planificada implica el control de las fuerzas de producción por parte del Estado.

Si tienes poco tiempo, revisa el índice o el resumen con los puntos clave.

Origen de la economía planificada

El origen de la economía planificada se encuentra en la obra de Karl Marx y Friedrich Engels, pioneros en la crítica del capitalismo. De acuerdo a la teoría económica de estos pensadores, en un sistema capitalista los dueños del capital explotan a los trabajadores, apropiándose del valor que éstos generan.

La manera de finalizar con esta injusticia, según los postulados de Marx y Engels, es con el desarrollo de una revolución proletaria para terminar con el capitalismo y establecer un nuevo sistema con medios de producción públicos (es decir, que no estén en manos del sector privado).

Estas ideas fueron aplicadas por Vladimir Lenin y Joseph Stalin en la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), instaurando una economía planificada. La Revolución rusa de 1917 propició la caída del zarismo y dio paso a un nuevo régimen donde los medios de producción eran propiedad estatal.

El socialismo y el comunismo luego llegaron a países como China con Mao Zedong y Cuba con Fidel Castro. Más allá de las diferencias de cada caso, estas experiencias se caracterizan por el impulso de infraestructuras y empresas estatales y por una planificación centralizada donde las decisiones económicas son tomadas por las autoridades nacionales.

Actividad comercial

En una economía planificada no hay libre comercio.

Principales características

La economía planificada supone que los gobernantes deciden qué bienes y servicios se producen y cómo se los comercializa. De esta forma intervienen en la fijación de precios y en la metodología de distribución, por ejemplo.

Por lo general, se crean planes periódicos que regulan el funcionamiento de la economía y definen la asignación de recursos, con los cual los ciclos económicos no obedecen a las leyes del mercado.

En teoría, la economía planificada por el Estado apunta a lograr un desarrollo sostenible sin desigualdad económica y con una distribución de la riqueza justa. Sin embargo, la historia ha demostrado que la economía planificada suele volverse una economía de escasez, con desabastecimiento, aumento de la pobreza e indicadores económicos negativos. A la vez es frecuente que surjan mercados negros que evaden los controles y las restricciones decretadas por las autoridades.

Economía

El sector público es preponderante en una economía planificada.

La economía planificada y los planes quinquenales

Es habitual que la economía planificada se organice mediante planes quinquenales. Cada plan quinquenal establece la política económica a seguir por un periodo de cinco años (o sea, un quinquenio): cumplido dicho plazo, se realiza una evaluación y se fijan nuevas metas.

Los planes quinquenales fueron ideados por la URSS. El primero se extendió entre 1928 y 1932, mientras que el último plan (el decimotercero) comenzó a aplicarse en 1991 y solo duró un año ya que la URSS se disolvió.

En este caso, el Congreso del Partido Comunista se encargaba de la aprobación del plan. Si nos centramos en el primer plan quinquenal, promovió la colectivización de la tierra y la industrialización.

La República Popular China, por su parte, es un país que se rige por planes quinquenales desde 1953. Si bien ahora se conocen como directrices quinquenales, la lógica es la misma: se definen objetivos y se asignan los recursos para tratar de alcanzarlos en cinco años.

El primer plan quinquenal chino rigió de 1953 a 1957. En este marco, se invirtió para favorecer la industrialización y se buscó la transformación socialista de las actividades artesanales y agrícolas.

Es importante indicar que la economía planificada no corresponde solamente a Estados comunistas o socialistas. En Argentina, Juan Domingo Perón recurrió a un plan quinquenal (19471951) en su primera presidencia, sin abandonar la economía de mercado.

Con este plan quinquenal, Perón pretendía regular las importaciones y exportaciones de una forma más eficiente; desarrollar la agricultura y la industria; y garantizar el suministro de máquinas, combustibles y materias primas.

El pago de la totalidad de la deuda pública externa, la nacionalización del servicio telefónico y de gas y el desarrollo de usinas eléctricas fueron algunas de las medidas contempladas en el plan quinquenal de Perón, que incluyó una importante inversión en propaganda para dar a conocer las ventajas que, de acuerdo al gobierno, aportaban estas políticas al progreso de la nación.

Cómo citar este artículo Julián Pérez PortoPublicado por Julián Pérez Porto, el 2 de enero de 2024. Economía planificada - Qué es, definición, origen y características. Disponible en https://definicion.de/economia-planificada/
Buscar otra definición
x