Definición de edema

El vocablo griego oídēma llegó al latín científico como oedema, que derivó en nuestra lengua en edema. El término se emplea en el ámbito de la medicina para referirse a la inflamación que provoca la presencia de un fluido en el tejido celular.

Edema

El edema es una hinchazón flácida: al ejercer presión sobre ella, cede. El concepto se asocia a la hidropesía, que es la acumulación o la dispersión de líquido seroso.

Considerado como un signo clínico, el edema puede generarse por múltiples motivos: un incremento de la permeabilidad de las paredes de los vasos, un aumento de la presión hidrostática, una alteración en la retención de líquidos de los tejidos y una caída de la presión osmótica sanguínea son posibles razones de su aparición.

El edema puede ser localizado o generalizado, y presentarse caliente o frío. Una vez aparecido, requiere de supervisión frecuente por parte de un profesional médico, quien debe indicar los pasos a seguir.

Existen múltiples tipos de edema. Un edema pulmonar, por ejemplo, se produce cuando hay una acumulación atípica de fluidos en los pulmones, que se hinchan y generan complicaciones respiratorias.

Por lo general el edema pulmonar se produce por una insuficiencia cardíaca. La presión que registran las arterias que llegan a los pulmones se incrementa ante el mal funcionamiento del corazón, provocando la irrupción de líquido en los alvéolos. Esto, a su vez, hace que el oxígeno no pueda circular de manera normal por los pulmones.

Otros edemas que pueden producirse en el ser humano son el edema cerebral (que tiene lugar en el cerebro), el edema macular (ojo) y el angiodema (mucosas y piel).

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2017.
Definicion.de: Definición de edema (https://definicion.de/edema/)
Top