Definición de égida

La raíz etimología de égida se encuentra en aigós, un vocablo del idioma griego que puede traducirse como “cabra”. Este término llegó al latín como aegis, que pasó al castellano como égida.

Égida

De acuerdo a la primera acepción que menciona el diccionario de la Real Academia Española (RAE), la égida es la piel de una cabra llamada Amaltea que, decorada con la cabeza de Medusa, representa a la diosa Atenea.

Existen múltiples versiones de la égida de acuerdo a las distintas mitologías desarrolladas regionalmente. Se dice que Zeus empleó la piel del animal que lo había amamantado (la cabra Amaltea) a modo de escudo cuando luchó contra los gigantes. Otra leyenda señala que la égida fue labrada por Hefesto para Zeus, con la cabeza de Medusa en su zona central. Zeus, en este marco, solía prestarle este escudo a Atenea.

En la mitología de Egipto, la égida era una especie de collar con una cabeza de leona que utilizaba la diosa Bastet. Esta clase de objeto también dice presente en la mitología nórdica como el casco que empleaba el enano Fafner.

Por extensión a estos significados, se puede llamar égida a un escudo (un arma defensiva que permite proteger el cuerpo) o específicamente a una rodela (un escudo redondo para resguardar el pecho en medio de un enfrentamiento con espadas).

Incluso es posible aludir a una égida como una defensa o un amparo a nivel general. En tiempos remotos, la égida era un emblema de la invulnerabilidad que garantizaban los dioses.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2017.
Definicion.de: Definición de égida (https://definicion.de/egida/)
Top