Definición de empero

La noción de empero se emplea de dos formas: como conjunción adversativa y como adverbio culto. De todas formas, no se trata de una palabra de uso frecuente en la actualidad.

Empero

Para comprender a qué se refiere el concepto, primero hay que entender su función. Una conjunción es una palabra invariable que expresa vínculos de subordinación o coordinación entre términos o expresiones. En el caso de las conjunciones coordinantes, como su nombre lo indica, relacionan elementos a través de coordinación.

Decíamos líneas arriba que empero puede usarse como conjunción adversativa. Las conjunciones adversativas son conjunciones coordinantes que enlazan elementos con significados que resultan opuestos a nivel discursivo. Empero, en este marco, es sinónimo de pero.

Veamos cómo actúa empero como conjunción adversativa a través de un ejemplo: “Soy joven, empero no impulsivo”. Como se puede advertir, empero vincula dos unidades sintácticas que son opuestas (la juventud y el hecho de no ser impulsivo pueden considerarse como elementos contradictorios, ya que se cree que los jóvenes son impulsivos). La frase “Soy joven, pero no impulsivo” tiene el mismo significado.

Un adverbio, por otra parte, es una palabra con significado léxico que modifica una expresión, un adjetivo, un verbo u otra clase de término. Aquí empero es sinónimo de sin embargo, refiriéndose a algo que no es impedimento: “La vida me puso frente a grandes dificultades, empero siempre salí adelante con esfuerzo y sacrificio” (las “grandes dificultades”, en este caso, no son impedimento para “salir adelante” gracias al “esfuerzo y sacrificio”). De forma equivalente podría haberse dicho: “La vida me puso frente a grandes dificultades, sin embargo siempre salí adelante con esfuerzo y sacrificio”.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2017.
Definicion.de: Definición de empero (https://definicion.de/empero/)